¿Qué pasa con las hormonas durante la lactancia?

¿Qué pasa con las hormonas durante la lactancia?

La lactancia materna es el mejor alimento para el bebé y una forma de conectarnos con él, pero también es cierto que los cambios hormonales que produce pueden afectar al deseo, al placer y la excitación durante las relaciones sexuales. Para poder entenderlo en profundidad presentaremos a dos de las protagonistas de estos cambios hormonales, físicos y de la libido: la prolactina y la oxitocina.

Índice

¿Qué son las hormonas y cómo funcionan?

Las hormonas son sustancias químicas producidas por algunos órganos y su función principal es hacer de mensajeras, es decir, el órgano que las segrega las envía al torrente sanguíneo para que lleguen a otro órgano o tejido y deje un mensaje, en otras palabras, cause un efecto, un cambio en la función. Su misión, por tanto, será la de regular las funciones de ciertos órganos y tejidos.

Hay diferentes tipos de hormonas que se agrupan en familias dependiendo de su forma de actuar, aquí nos centraremos en aquellas que son relevantes en todo el proceso de la lactancia materna. La oxitocina y la prolactina.

¿Qué es la prolactina?

En primer lugar presentamos la prolactina, una de las encargadas de iniciar y mantener la lactancia; por tanto, después del parto esta subirá por las nubes. La presencia en abundancia de prolactina provocará que los ovarios no puedan producir eficazmente los estrógenos y andrógenos, las principales hormonas sexuales femeninas, por eso mientras se da el pecho de manera exclusiva es complicado que se produzca la ovulación y que vuelvan las reglas tras el embarazo.

Además, la falta de estas dos hormonas provoca que no se pueda iniciar la respuesta sexual con normalidad, es decir, la lubricación vaginal (podremos experimentar atrofia vaginal) y todos los pasos que sostienen la excitación física de la mujer se verán afectados. (1) Si nuestro cuerpo no está preparado para mantener relaciones sexuales, estas pueden ser dolorosas además de no tener la libido suficiente para que apetezca el encuentro sexual. El miedo anticipado a experimentar dolor es también una causa de ansiedad hacia las relaciones sexuales y disminución de la libido más allá de la lactancia (2).

Es importante dar énfasis al tema del dolor, ya que la dispareunia, o dolor durante las relaciones sexuales, puede venir dada por esta situación en concreto durante los primeros 3 a 6 meses (3). De prolongarse en el tiempo, la raíz del problema podría ser otra, ya sea física, psicológica, etc. por lo que deberías consultar con un/a profesional de la psicología, ginecología, fisioterapia pélvica, etc. Recordemos que las relaciones sexuales nunca deben ser dolorosas, sino placenteras así que siempre debemos buscar ayuda y poner un remedio en caso de producirse molestias.

¿Qué es la oxitocina?

Hablemos ahora de la famosa oxitocina. Esta hormona tiene un papel muy importante no solo sobre la lactancia en exclusiva sino también en el parto y en los orgasmos.

Durante la lactancia materna se pueden dar contracciones uterinas, las mismas que ocurren durante el orgasmo, de la misma manera que durante el orgasmo se puede dar una expulsión de leche (4), ya que quien toma el control en ambas situaciones es la misma hormona, la oxitocina.

Hormonalmente hablando, la lactancia y el orgasmo tienen este grado de conexión o similitud y esto puede llegar a crear confusión en muchas de las lactantes. Es un tema completamente abandonado que debería de tomar más importancia y ser comentado a las futuras mamás para que estos hechos puedan ser vividos de forma natural y corriente y no como una situación vergonzosa o problemática.

En este caso las contracciones durante la lactancia también pueden llegar a ser dolorosas y tienen una función relevante en el postparto. Estas contracciones uterinas ayudan al útero a recuperar su tamaño (5), es decir, al mismo que antes del embarazo, además de ser un método automático de prevención de las hemorragias postparto.

Un estudio realizado en el año 2003 concluyó que el dolor de estas contracciones era más intenso dependiendo del número de embarazos que la mujer había tenido (6).

Otras de las muchas funciones que tiene esta hormona durante la lactancia y que son beneficiosas tanto para la madre como para el/la bebé son las siguientes (7):

  • Estimulación de la producción de leche
  • Control de la expulsión de leche (puede ser tan sensible que con tan solo escuchar el llanto del bebé empiece la expulsión)
  • Participación en la distribución del calor corporal de la madre para calentar al bebé
  • Descenso de la presión arterial de la madre y del estrés, efecto de calma y tranquilidad
  • Aumento de la conexión madre-hijo/a y sensación de satisfacción

¿Cómo afectan estas hormonas a mi vida sexual durante la lactancia?

A modo de resumen de lo que hemos ido comentando en los apartados anteriores recordemos algunas de las disfunciones sexuales que pueden aparecer durante la lactancia:

  • Sequedad vaginal
  • Dispareunia
  • Goteo de leche de los senos durante el orgasmo o la actividad sexual
  • Disminución de la excitación y el interés por el sexo
  • Cansancio a causa de la falta de sueño, el cuidado del bebé, etc.

Aparte de estos cambios hormonales y sus consecuencias, durante lactancia los pechos aumentan en tamaño y en sensibilidad (8). Esto puede dar lugar a molestias durante las relaciones sexuales en unos casos, mientras que en otros puede resultar satisfactorio. Así que sientas una cosa o la opuesta es totalmente normal, pero es importante que se lo comentes a tu pareja, sobre todo si el roce de tus pechos te causa molestia y te impide disfrutar del sexo.

Recordemos también que no a todas las mujeres les ocurren las mismas molestias ni durante el mismo tiempo. Lo habitual es que sean entre 3 y 6 meses en mujeres lactantes. Destacamos que a diferencia de estas, las mujeres que alimentan con biberón tienen más probabilidades de volver a tener relaciones sexuales antes y sus tasas de dificultades sexuales son menores por la cascada hormonal que ocurre con la lactancia. (9)

Algunas recomendaciones para mejorar la vida sexual en la lactancia

Algunas recomendaciones para adaptar nuestra vida sexual a los cambios que sufrimos durante la lactancia podrían ser las siguientes:

  • Uso de aceites y lubricantes en las relaciones sexuales para evitar la sequedad vaginal y el dolor que muchas veces causa este problema.
  • Uso de prácticas sexuales que no sean exclusivamente la penetración. El sexo no es solo penetración, existen otras muchas cosas que podemos hacer y que nos permitirán conectar con nuestra pareja y alcanzar el orgasmo.
  • Comunicación de pareja sobre las sensaciones y cambios experimentados. Es importante que hables con él y le digas lo que te pasa, lo que te molesta, lo que prefieres en estos momentos… para que no afecte a vuestra relación.
  • Uso de suplementos naturales (10) que te ayuden a aumentar la libido.

Es muy importante entender que cada cuerpo es único y por tanto debemos aceptar su singularidad, respetar los cambios, escuchar nuestras sensaciones y demandas corporales y disfrutar de cada etapa sin presión. Compartir, preguntar y pedir ayuda siempre que lo necesites serán tus mejores aliados.

Fuente:

Convery, K. M., & Spatz, D. L. (2009). Sexuality & breastfeeding: What do you know? MCN. The American Journal of Maternal/Child Nursing, 34(4), 218–223. https://doi.org/10.1097/01.NMC .0000357913.87734.af

De Judicibus, M. A., & McCabe, M. P. (2002). Psychological factors and the sexuality of pregnant and postpartum women. Journal of Sex Research, 39(2), 94-103. Connolly y col. (2005)

Connolly, A., Thorp, J., & Pahel, L. (2005). Effects of pregnancy and childbirth on postpartum sexual function: A longitudinal prospective study. International Urogynecology Journal, 16, 263-267.

Moberg, K. U. (2003). The oxytocin factor: Tapping the hormone of calm, love, and healing (R. W. Francis, trans.) Cambridge, Mass.: Da Capo Press.

Heinig, M. J., & Dewey, K. G. (1997). Health effects of breast feeding for mothers: a critical review. Nutrition Research Reviews, 10(01), 35. doi:10.1079/nrr19970004

Anita Holdcroft; Saowarat Snidvongs; Angie Cason; Caroline J Doré; Karen J Berkley (2003). Pain and uterine contractions during breast feeding in the immediate post-partum period increase with parity. , 104(3), 0–596. doi:10.1016/s0304-3959(03)00116-7

Perlman, Lynn (2019). Breastfeeding and Female Sexuality. The Psychoanalytic Review, 106(2), 131–148. doi:10.1521/prev.2019.106.2.131

Riordan, J. (2005). Breastfeeding and human lactation. Sudbury, MA: Jones & Bartlett Publishing.

Rowland, M., Foxcroft, L., Hopman, W. M., & Patel, R. (2005). Breastfeeding and sexuality immediately post partum. Canadian Family Physician, 51, 1367-1373.

Beneficios de tomar maca durante la lactancia. Femme up. Recuperado de: https://femmeup.es/blog/beneficios-de-tomar-maca-durante-la-lactancia

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp