Libido en mujeres a los 50: no es el fin del sexo

Libido en mujeres a los 50: no es el fin del sexo

Como ya sabemos, la libido de la mujer pasa por diferentes etapas a lo largo de la vida ya que no es algo estable. Los 50 puede parecer una edad complicada por los cambios a los que se enfrenta nuestro cuerpo, pero esto no nos tiene que suponer una barrera. Los cambios hay que asumirlos y aceptarlos, pero las soluciones también existen. Pensar que cuando alcanzamos ciertos años nuestra vida sexual se va a acabar o empeorar es un error.

Índice

¿Por qué disminuye la libido a los 50 años?

Los cambios hormonales ligados a un momento concreto de nuestra vida no es la única razón por la que la libido puede verse afectada. Lo más seguro es que, anteriormente, hayamos tenido más épocas en las que nuestra libido se vio afectada por diversos motivos: estrés, cansancio, medicamentos… ¿Por qué no lo vimos como el final del mundo? Porque sabíamos que era pasajero y que podíamos tomar cartas sobre el asunto; pues con los temidos 50, ocurre lo mismo.

Una realidad que sí debemos asumir es que nuestras capacidades físicas no son las mismas a los 20 que a los 50, pero meternos esto en la cabeza acabará jugando en nuestra contra. Tener la mente activa y positiva dará un empujón a nuestro cuerpo. Además, la edad puede ser una ventaja, o al menos así lo afirma un estudio realizado por la empresa de juguetes sexuales Love Honey, que afirma que las personas de edad más avanzada llegan a disfrutar mucho más de sus relaciones que los jóvenes comprendidos entre los 18 y 25 años. El pico se dispara hasta los 30 y decae hasta los 45, ya que, una vez se pasa esta barrera, repunta con mayor fuerza aún. (1)

¿Por qué ocurre esto? Como ya hemos hablado en más ocasiones, el trabajo, los hijos, la casa, las obligaciones… Nos generan muchísimo estrés que afecta directamente a nuestro deseo sexual y vida en pareja. Cuando llegan los 50, todas estas obligaciones empiezan a pasar a un segundo plano y volvernos a disponer de más tiempo para nosotras y nuestra sexualidad.

Otra realidad es que se produce una reducción en los niveles de estrógenos a causa de la menopausia en las mujeres, lo cual puede provocar sequedad vaginal y un debilitamiento del tejido vaginal. La lubricación irá disminuyendo con el paso de los años, pero usar incentivos que favorezcan esa situación no es algo imposible ni descabellado. Parece que tenemos que conformarnos con lo que nos toca, pero si te duele la cabeza sueles poner remedio, con nuestra vida sexual deberíamos actuar de la misma manera ya que es igual de importante para nuestra salud y bienestar. Así que, si los síntomas de la menopausia interfieren con tu vida diaria y tu sexualidad, no dudes en hablar con tu médico sobre la terapia hormonal sustitutiva, otros fármacos o suplementos que pueden ayudarte; aunque no sea una enfermedad, hay que tratarla adecuadamente.

Consejos para aumentar tu libido a los 50

Lo primero que debes hacer es darte cuenta de tu situación e identificarla, no pienses que no mantienes relaciones sexuales porque estás cansada un día, reconoce (si es tu caso) que tu libido no está en su mejor momento y, desde ahí, podrás empezar a ocuparte. Si te das cuenta, por mucho que duermas y descanses bien, lo más probable es que sigas sin ganas de sexo. Intenta dar con el momento o la causa que te llevó a esta situación para saber si el problema es hormonal o está relacionado con otros aspectos de tu vida.

Recurrir a suplementación en caso de encontrarnos ante un problema hormonal no es nada malo y es un tabú del que nos debemos deshacer ya. Ingredientes como la Maca, la Damiana, el Gingko Biloba o la Vitamina B6 son muy eficaces a la hora de reencontrarnos con nuestro deseo sexual. Informarnos sobre este tipo de extractos siempre nos vendrá bien y ya si consideramos que debemos incorporarlos en nuestra rutina, será más que acertado.

Por otro lado, actividades como la meditación, el yoga, la masturbación o el uso de elementos que favorezcan nuestra sexualidad como pueden ser los huevos yonis, nos ayudarán a combatir el estrés y la tensión si la falta de libido se origina ahí. Reconectar con nuestro cuerpo y nuestra propia sexualidad también es un paso fundamental para recuperar el deseo dentro de nuestra pareja.

Es cierto que no existe ninguna fórmula que revele las pautas a seguir para afrontar de manera óptima la vida sexual a esta edad, pero lo que sí te podemos decir es que la comunicación y el autoconocimiento pueden ser algunas de las claves. Los 50 es una edad en la que desaparecen muchas presiones como hemos dicho antes (en líneas general), el hecho de concebir o criar a los hijos ya ha desaparecido y ahora los encuentros sexuales están destinados al placer íntegro sin ninguna distracción ni obstáculo. Otros aspectos muy relevantes y favorables para mantener el deseo después de los 50 son los siguientes:

- Esta debería ser obligatoria en todas las etapas de nuestra vida, pero ahora más que nunca: llevar un estilo de vida saludable. Una buena alimentación, descansar lo suficiente y movernos de vez en cuando. Un paseo más largo de la cuenta nunca viene de más para mejorar nuestra salud.

- Organizar encuentros íntimos. No dejéis todo al azar, la ilusión de preparar un encuentro también es bonita y emocionante. Saber que os vais a dedicar un momento y que ese tiempo está destinado para vuestro disfrute os hará esperarlo con ganas.

- Explorar nuevas posibilidades. Si llevas muchos años con tu pareja o ahora estás soltera, pero a tu edad sientes que ya no puedes arriesgarte ni seguir probando…¡Error! Nunca se es mayor para experimentar y vivir cosas nuevas, y menos en el sexo.

Aún así, si sufres síntomas severos como sofocos o cambios muy bruscos de humor debido a la menopausia, no dudes en consultar a tu ginecólogo o profesional de medicina si consideras que necesitas un tratamiento profesional.

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp