Propiedades del huevo de jade o de obsidiana

Propiedades del huevo de jade o de obsidiana

Seguro que has oído hablar del huevo de jade, también conocido como huevo vaginal o, en su nombre original: huevo yoni. Se trata de una especie de piedra ovalada que se introduce en la vagina y puede mejorar las relaciones sexuales y nuestro conocimiento personal de la vagina. ¿Quieres saber más sobre él? ¿Para qué sirve? ¿Qué beneficios ofrece? ¿Cómo elegir el huevo yoni?

Índice

¿Qué es el huevo yoni?

El huevo yoni es el precursor de las bolas chinas y su origen se encuentra en las prácticas taoístas que potencian la energía sexual femenina. Así, la usaban en la antigua China para mantener la vitalidad en el cuerpo a través del poder de la energía sexual.

Conocido también como huevo de Osiris, normalmente se hace de obsidiana, un tipo de roca volcánica, pero puede encontrarse de otros minerales puros.

Estos huevos vaginales permiten conocer mejor tu cuerpo y conectarte con él y con tu sexualidad, por lo que pueden ofrecer muchos beneficios para la sexualidad femenina.

No obstante, no pienses en él como un vibrador, el huevo yoni no ofrece placer inmediato, sino que requiere tiempo para aprender a usarlo y darle tiempo a la vagina (y a nuestra mente) para relajarse.

Para aprender a usarlo, es recomendable acudir a un taller impartido por una experta en el tema donde te expliquen cómo funciona, cómo usarlo, qué beneficios tiene, qué ejercicios puedes hacer con él…

Beneficios del huevo vaginal

- Ayuda a trabajar la tonificación y elasticidad de los músculos de la vagina y del periné de una manera similar a los ejercicios Kegel.

- Mejora la capacidad de relajación y la sensibilidad de la vagina, esencial para no sufrir en la penetración.

- Aumenta la lubricación vaginal, esencial también para las relaciones sexuales.

- Mejora la relajación mental al practicar sexo, lo que puede ayudar a conseguir un orgasmo y mejorar el placer sexual.

- Favorece el empoderamiento y la confianza en una misma.

- Ayuda a conectar con tu poder interior y tu esencia.

- Ayuda a sentir más en la vagina, una parte muchas veces olvidada del cuerpo.

En resumen, proporciona energía sexual y seguridad al desbloquear ciertos problemas, ya que la zona genital es un centro energético brutal donde se guardan muchísimas emociones y conflictos.

El huevo de jade o de obsidiana puede ayudarte en muchos aspectos, pero solo si abres tu mente y crees en la energía sexual y en la importancia del autoconocimiento. Si no mantienes tu mente abierta a esta posibilidad, es posible que no consigas explotar todas sus propiedades y beneficios. Para llegar a ellos es importante que hayas conectado contigo misma, ya sea por medio de meditación o relajación.

¿Cómo elegir el huevo vaginal?

- Asegúrate de que es un huevo de calidad, que no es poroso y que realmente es del material que nos ofrecen. A veces se intenta colar serpentino por jade, pero el serpentino no soporta el ácido vaginal, se degrada antes y puede causar infecciones. Busca un sitio seguro y de confianza para comprarlo. Lo ideal es que cuente con el certificado de autenticidad del mineral en cuestión.

- Debe tener la dureza necesaria para soportar el ácido vaginal sin degradarse, lo que puede causar intoxicación o infecciones.

- El tamaño depende de cada mujer, algunas se sienten más cómodas con uno más grande y otras prefieren un tamaño mediano. Quizá debas probar varios para ver con cuál estás más a gusto, aunque se aconseja empezar por el mediano y, cuando ya se alcanza cierto nivel, se pueden usar dos huevos pequeños y hacer que se choquen en el interior de la vagina o moverlos de forma diferente.

- Existen diversos materiales: obsidiana, jade, cuarzo blanco, cuarzo rosa, jaspe rojo, jade nefrita… Cada uno emite unas vibraciones.

- El huevo puede estar perforado o no. Perforado es más fácil de usar y mejor para las principiantes ya que se puede introducir un hilo dental a través de él para sacarlo como un tampón. Sin perforar se respeta la geometría del huevo, estableces confianza con él y dejas que trabaje. Pero es fundamental que estés cómoda con él, así que la elección depende de ti. Debes escuchar a tu vagina y hacerle caso. Conéctate con ella y deja que sea ella quien te indique cuál es el huevo más indicado para ti.

Ejercicios con el huevo de obsidiana

Lo aconsejable es que aprendas a hacer estos ejercicios en un taller, ya que así podrás preguntar todas tus dudas y conocer bien esta técnica milenaria. Para que te hagas una idea previa, estos son algunos de los ejercicios más habituales:

1- Respiración Ovárica. Poniendo las manos sobre el bajo vientre en forma de un triángulo invertido, los pulgares se unen sobre el ombligo y los meñiques se colocan cerca de las ingles, más o menos donde están los ovarios. Conecta con ellos por medio de la inhalación y la exhalación, además de la visualización. Envía sentimientos positivos y energía para tomar conciencia sobre esta zona. Puede que llegues a notar calor.

Con este ejercicio mejorarás tu conocimiento sobre tu sexualidad, sensualidad, confianza, equilibrio emocional...

2- Ejercicio con el huevo. Introduce el huevo en la vagina. Puedes calentar el huevo entre las manos para que no esté muy frío y haz resbalar el huevo entre los labios metiéndolo poco a poco en la vagina.

Relaja los músculos y, si es necesario, usa un lubricante. Si no tiene hilo, lo primero que debes hacer es centrarte en expulsarlo para que veas que eres capaz y te relajes a ese respecto.

Algunos ejercicios que puedes hacer son:

  • Mover el huevo de izquierda a derecha y viceversa
  • Mover el huevo de arriba abajo y viceversa
  • Subir el huevo en tres etapas y cuando lo empieces a bajar haces una parada en cada etapa respirando

Haz todos los ejercicios sonriente y mandando energía positiva.

Cuando acabes, saca el huevo relajando los músculos de la vagina, con una respiración profunda y en una posición cómoda.

Luego, lava el huevo con agua, no hace falta jabón, sécalo bien o déjalo sacar y guárdalo en un sitio seguro.

Algunas dudas habituales sobre el huevo vaginal

- ¿Se puede usar embarazada? No, durante el embarazo puede causar abortos o hemorragias vaginales debido a los cambios hormonales, así que no debes usarlo hasta después de dar a luz.

- ¿Se puede usar si llevo un DIU puesto? Sí, el DIU se introduce muy dentro de la vagina y permite mantener todo tipo de prácticas sexuales, así que no se va a mover por meter dentro el huevo. No obstante, pregunta a tu ginecólogo para mayor seguridad.

- ¿Puede causar infecciones vaginales? Siempre que sea de un material adecuado, no hay problema, ya que es un huevo compacto y el mineral debe ser poco poroso. No obstante, debes limpiarlo adecuadamente y cuidarlo y, ante el mínimo desperfecto,cambiarlo.

¿Y tú, qué elemento usas en el cuidado de tu suelo pélvico?

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp