¿Cómo mejorar la calidad de las relaciones sexuales?

¿Cómo mejorar la calidad de las relaciones sexuales?

El estrés, la ansiedad o algunas distracciones a veces nos juegan malas pasadas durante el sexo. Además, por la situación sanitaria en la que nos encontramos actualmente, es muy normal que estemos más agobiadas. Estas situaciones hacen que dejemos el sexo en un segundo plano y que nos cueste disfrutarlo y darle la importancia que merece.

Índice

Situaciones que pueden condicionar nuestras relaciones sexuales

La rutina, los hijos, las tareas del hogar, el trabajo… en nuestro día a día nos inundan las responsabilidades y es normal que, para poder afrontarlas, nos establezcamos una rutina. A pesar de gestionarlas bien, en muchas ocasiones toda esta carga nos puede generar un malestar tanto físico como psicológico que nos impide ser nosotras mismas en cualquier ámbito de nuestra vida. Este ritmo de vida que llevamos actualmente hace que, muchas veces, cuando vamos a mantener relaciones sexuales, no las disfrutemos todo lo que nos gustaría. Combatir ese cansancio que acarrea la vida adulta es uno de nuestros principales objetivos: un bienestar físico y mental hará que nos sintamos más a gusto con nosotras mismas y que consigamos mostrar una mayor predisposición a disfrutar del sexo con nuestra pareja.

Claves para mejorar el sexo con nuestra pareja

Aunque cada mujer es un mundo y cada una se siente cómoda de una manera distinta, tenemos una serie de claves que pueden ayudarte en esos momentos en los que quieres hacer el amor con tu pareja y, por todos los condicionantes mencionados además de los personales, no crees encontrarte en tu mejor momento.

- Dedicad tiempo a escucharos el uno al otro. Muchas veces nos encerramos en una rutina que nos atrapa y de la que nos cuesta salir, sobre todo cuando llevamos muchos años con nuestra pareja y en nuestra normalidad ya no estamos solo dos, sino también unos empleos, una casa y unos hijos. Innovar en la cama nos puede volver a hacer sentir en sintonía con nuestra pareja, y salir de la monotonía es la pieza clave para atravesar ese bache y dejar atrás el estancamiento que nos pueden generar las responsabilidades. Además, hablando con nuestra pareja puede que descubramos algo que siempre ha querido hacer y que nunca hemos hecho. Es el momento de probar cosas nuevas y de ver el sexo como algo divertido y placentero para los dos, recuerda que nunca debe verse como una obligación si de verdad se quiere disfrutar de él.

- Olvídate de llegar al orgasmo. Desde el primer momento en que entramos a la cama con nuestra pareja, nos empeñamos en alcanzar una meta y no tenemos en cuenta todo el camino que hay hasta ella. Muchas veces nos empeñamos tanto en llegar al orgasmo que ni siquiera lo conseguimos, y entonces nos sentimos frustradas. Céntrate en ti y en tu pareja, no te obsesiones con llegar hasta el final y disfruta del sexo desde el principio, porque muchas veces es el camino lo que merece la pena y puede ser mucho más placentero que esa explosión final que tanto ansiamos.

- Busca las condiciones óptimas. A veces es difícil encontrar un momento íntimo para los dos, sobre todo cuando tenemos hijos y, además, son pequeños. Nos rondan muchas distracciones por la cabeza que nos suelen retirar del momento que estamos viviendo. Espera a que los niños duerman para conseguir dejar a un lado algunas de estas cargas mentales que nos impiden disfrutar del sexo. Si no estás a gusto al principio, no lograrás estarlo al final.

- Utilizad juguetes y lubricantes de sabores. A día de hoy existen en el mercado muchas alternativas para todos los gustos. Los ya tan famosos succionadores de clítoris, los clásicos vibradores, lubricantes de sabores en base acuosa o siliconada… Tenemos cientos de opciones entre las que elegir, que no solo harán del sexo algo más divertido e innovador, sino también un acto mucho más placentero y cómodo tanto para nuestra pareja como para nosotras.

- Dale rienda suelta a la imaginación. Además de los juguetes que ya hemos comentado, existen otros elementos que pueden mejorar nuestras relaciones. Alimentos como el chocolate, el vino, la maca... llevan usándose miles de años para aumentar nuestra libido de manera natural. Consumirlos hará que estemos más estimuladas y mucho más receptivas a la hora de practicar el sexo.

- Preliminares. Siempre se nos ha insistido en los importantes que son, pero parece que, con la rutina y las prisas, los dejamos de lado. Dedicar un rato a mimar a nuestra pareja y “preparar” el ambiente hará que el sexo sea mucho más placentero, porque nuestro cuerpo se va “aclimatando” y anticipando a lo que está por venir, incentivando mucho más el deseo.

- Dedícate tiempo a ti misma. Cuídate y mímate, y escucha atentamente a tu cuerpo. En la semana previa a la regla, por el nivel de estrógenos, es normal que tengamos menos ganas de hacer el amor, algo que sucede también una vez llegada la menopausia. Céntrate en ti, en cómo te sientes, y no te presiones. Cuanto más libre te sientas, menos carga sentirás sobre ti y más podrás disfrutar del sexo.

Comunicación ante todo

En algunas épocas estamos pletóricas y con la libido por las nubes. En otras, estamos algo más decaídas. Es normal tener altibajos. Lo más importante de todo es que tengamos una buena comunicación con nuestra pareja. Hablando conseguimos comprendernos y saber qué es lo que siente la otra persona y cómo podemos poner un granito de arena para que se sienta mejor. No olvides que hablar con tu pareja puede no sólo solucionar algunos problemas que ya tengáis, sino evitar otros futuros y descubrir inquietudes y cosas nuevas el uno del otro, por más que creas que lo conoces del todo.

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp