¿Cómo impacta la menopausia en la vida de las mujeres? ¿Estamos preparadas para su llegada?

La menopausia es una etapa más en la vida de todas las mujeres, pero, a diferencia de otras etapas por las que pasamos, apenas nos informamos y preparamos para ella, lo que puede hacer que sus consecuencias sobre nuestra salud física y mental sean peores de lo que realmente deberían ser. ¿Cómo ven las mujeres de esta edad la menopausia, qué les preocupa y qué síntomas experimentan? El IV Estudio sobre la Menopausia de Instituto de la Menopausia nos da todas las claves.

¿Realmente todas las mujeres experimentan síntomas en la menopausia?

La menopausia es el momento de la vida de una mujer en el que, tras 12 meses consecutivos sin tener menstruaciones debido al descenso de los estrógenos y la progesterona, los ovarios dejan de funcionar para siempre, se acaban las ovulaciones, la regla y la vida fértil de la mujer.

Ese es el único síntoma que todas las mujeres van a experimentar al llegar la menopausia; el fin de los ciclos menstruales. Sin embargo, el resto de los síntomas de los que tanto se hablan, como sofocos, sequedad vaginal, irritabilidad… no lo sufren todas las mujeres ni, desde luego, con la misma intensidad. La mayoría, afortunadamente, tiene síntomas leves llevaderos, sobre todo si sabemos cómo minimizar su impacto en nuestra vida diaria.

El problema es que la menopausia siempre va asociado a lo negativo, a las molestias, el envejecimiento… lo que hacen que nuestras preocupaciones sean mayores muchas veces que la realidad.

Por ejemplo, en este estudio de Instituto de la Menopausia realizado por cuarto año consecutivo se comprueba que algo más de la mitad de las mujeres encuestadas afirma estar preocupada por la llegada de la menopausia, especialmente por los síntomas y enfermedades asociadas (82,3%), seguido de la pérdida de vitalidad y energía (69,9%). El envejecimiento también es un motivo de preocupación para el 44,2% de las mujeres.

Sin embargo, al preguntar acerca de los síntomas experimentados, vemos que no todas las mujeres experimentan estos síntomas. El más habitual son los sudores y sofocos (68,6%), seguido de los cambios de humor y problemas para conciliar el sueño (63,9%), el dolor articular (51,4%), la falta de energía (50,9%), los cambios en el aspecto físico (50,4%), y los problemas relacionados con la libido y la sexualidad (44,2%). Es decir, más de un 30% de las mujeres encuestadas no experimenta sofocos, dato que sube en relación a la libido hasta el 56%... Son menos las mujeres que tienen problemas de libido que las que sí lo tienen, a pesar de que muchas personas asocian menopausia con final de la vida sexual.

Por lo tanto, es cierto que la menopausia comporta cambios y molestias, pero no las sufren todas las mujeres y, para muchas, son síntomas leves que duran poco tiempo y que se pueden tratar con facilidad con cambios en el estilo de vida o suplementos naturales, algo que muchas no hacen por falta de información. Por lo tanto, ahí radica el principal problema de esta etapa: la desinformación.

¿Tienen las mujeres suficiente información sobre la menopausia?

Al preguntarles si se han informado sobre la menopausia, todas las encuestadas que ya padecen síntomas (excepto el 7,9%) se han informado sobre la menopausia. Internet (55,5%) es su principal fuente de información, seguida del ginecólogo (51,1%).

A pesar de haberse informado sobre ello, casi el 60% de las encuestadas afirma no tener suficiente información para afrontar este periodo. Concretamente, afirman no tener suficiente información sobre el impacto emocional y físico que se produce al llegar a la menopausia, además de sobre los cambios en el metabolismo y adaptaciones en la dieta que puedan ayudarles a mantener su calidad de vida y mejorar los síntomas. También en un elevado porcentaje, las encuestadas solicitan más información sobre tratamientos y prácticas saludables para mejorar los síntomas.

Probablemente debido a esta falta de información el 52,7% de las mujeres que manifiesta tener síntomas de menopausia no toma nada para tratar o mejorar estos síntomas. Entre las que sí tratan los síntomas, el 19,5% de las encuestadas utiliza suplementos nutricionales, el 15,6% remedios naturales, el 15,2% complementos alimenticios y el 9,5% medicamentos. Un porcentaje altísimo si tenemos en cuenta que estos remedios y suplementos pueden ayudarnos a llevar mejor esta etapa.

El magnesio (52,4%), el calcio y vitamina D (50,6%), las vitaminas del grupo B (45,4%) y el colágeno (43,2%) son los componentes más consumidos.

En lo que se observan mejores porcentajes son en los cambios en la dieta y el aumento del ejercicio físico, por lo que sí se preocupan más por cambiar su estilo de vida para que sea más saludable y les ayude a sentirse mejor por fuera y por dentro.

¿Sigue siendo la menopausia un tabú?

Por último, resulta sorprendente que el 26,5% de las encuestadas que ya ha empezado a tener síntomas de menopausia manifiesta no sentirse apoyada por su entorno.  

Además, solo el 19,9% considera que se trata de una etapa tratada con normalidad. Por el contrario, más de la mitad de las encuestadas (53,9%) manifiesta que se trata de una etapa invisible para la sociedad y el entorno (se asume, pero apenas se habla de ella) y el 26,2% considera que es tratada con poca consideración y empatía.

Eso confirma que la menopausia sigue siendo un tema tabú del que no se quiere hablar, lo que invisibiliza esta etapa y a las mujeres que la atraviesan. Así que hoy, Día Mundial de la Menopausia, hagamos que esta sea más visible para que las mujeres menopáusicas puedan sentirse escuchadas y sepan que es una etapa más, no es una enfermedad ni el fin del mundo, solo una fase más que todas atravesamos y que nos permitirá entrar en una etapa mucho más madura y con muchos beneficios. Solo hay que prepararse para ello.

Fuente: IV Estudio sobre Menopausia de Instituto de la Menopausia

Aumenta tu energía

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp
Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.