¿Puede el sexo ayudarnos a vivir más tiempo?

¿Puede el sexo ayudarnos a vivir más tiempo?

El sexo ofrece muchos beneficios para nuestra salud física y mental y, además, nos ayuda a vivir más tiempo. Así que no lo dudes y mantén relaciones sexuales con regularidad para tener una vida más larga y feliz. La edad no es excusa, es la causa.

Índice

Beneficios del sexo

Siempre se ha dicho que el sexo es muy beneficioso para nuestra salud, nos hace sentir mejor e incluso nos ayuda a adelgazar… ¿Es eso cierto? Estos son algunos de los beneficios del sexo comprobados por la ciencia.

1- Mejora el sistema inmunológico. Al mantener relaciones sexuales el cuerpo produce grandes cantidades de la hormona DHEA (dehidroepiandrosterona), una hormona producida naturalmente en el cuerpo por las glándulas suprarrenales que ayuda a producir las hormonas sexuales masculinas y femeninas en el cuerpo. Los niveles de DHEA parecen disminuir con el paso del tiempo, por lo que su producción nos ayuda a estar más sanos y vivir más.

Además, tener sexo con frecuencia aumenta hasta en un 30% los niveles de un anticuerpo llamado Inmunoglobulina A (IgA), que actúa como protector contra el resfriado y la gripe.

2- Mejora nuestro estado anímico. El sexo aumenta los niveles de serotonina y endorfinas entre otros neurotransmisores, hormonas de la felicidad que nos hacen sentir mejor y más felices.

3- Mejora nuestro estado físico. 30 minutos de sexo queman hasta 100 calorías, por lo que nos ayuda a perder peso y a estar en forma. Eso sí, hay que reconocer que no todos podemos mantener 30 minutos de sexo ni con frecuencia, pero aunque no sean 100 calorías, algo quemaremos smiley

4- Reduce el dolor. Como decíamos, el sexo libera endorfinas, llamadas opioides naturales porque los produce el propio cuerpo y nos ayudan a aliviar ciertos dolores como el dolor de cabeza, el menstrual o incluso el dolor de parto (por eso se recomienda la masturbación en el parto para alivia el dolor de las contracciones). Así que el dolor de cabeza ya no será nunca más una excusa para el sexo, mejor di que sí a ver si así te sientes mejor.

5- Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. El sexo una o dos veces por semana reduce a la mitad el riesgo de un ataque cardíaco, en comparación con aquellas personas que solamente tienen relaciones sexuales una vez al mes.

6- Mejora la salud de nuestra piel. El sexo aumenta el flujo de sangre y nutrientes a la piel, lo que favorece el desarrollo de las células nuevas haciendo que luzca más saludable, tersa y con menos arrugas.

7- Reduce el estrés. El sexo es la mejor terapia antiestrés, ya que reduce la hormona cortisol, la que se produce cuando tenemos altos niveles de estrés.

8- Favorece el sueño. El sexo aumenta la producción de melatonina, un neuroquímico que contribuye a inducir al sueño profundo.

9- Reduce el riesgo de enfermedades neurodegenerativas. Un estudio de 2010 descubrió un vínculo entre la actividad sexual y el crecimiento neuronal en ratas macho. Además, la actividad sexual diaria no solo estaba asociada con la generación de más neuronas nuevas, sino también con una función cognitiva mejorada. Otro estudio de 2016 en humanos confirmó que el sexo frecuente se relacionaba con un mejor desempeño en una tarea de secuenciación numérica (que medía funciones ejecutivas como la resolución de problemas) y una tarea de recuperación de palabras (que medía capacidad de memoria).

¿Puede el sexo también ayudarnos a vivir más?

Está claro que una actividad que reduce el riesgo de desarrollo de enfermedades y nos hace sentir mejor física y mentalmente nos ayuda a aumentar nuestra esperanza de vida, pero, además, se han llevado a cabo estudios concretos sobre el sexo y la longevidad, dejándolo en muy buen lugar.

Por ejemplo, una investigación realizada a lo largo de 9 años con 10.000 personas demostró que mantener sexo al menos 51 veces al año disminuye las posibilidades de morir, especialmente de cáncer o de enfermedades cardiovasculares.

La causa de esta reducción de la mortalidad son las endorfinas que liberamos en el sexo, que aumentan la actividad de las células asesinas naturales del sistema inmunológico que nos protegen contra las infecciones e incluso el cáncer.

Otra investigación, realizada con roedores, determinó que la actividad sexual y/o la reproducción se asocian con esperanza de vida mayor debido a una serie de cambios que se producen en la regulación del eje de estrés hipotalámico-pituitario-suprarrenal en personas con sexo frecuente. Como decíamos, el sexo aumenta la liberación de ciertas moléculas anti-envejecimiento, como la dehidroepiandrosterona (DHEA), elacionada con una mayor esperanza de vida.

Además, los niveles de cortisol en las personas que tienen sexo con frecuencia son más bajos y ya sabemos que los niveles elevados de esta hormona durante mucho tiempo aumentan las posibilidades de desarrollar ciertas enfermedades como infarto de miocardio.

Las personas que tienen sexo con frecuencia también presentan una regulación a la baja de los factores de coagulación, relacionados con el envejecimiento y un mayor riesgo de enfermedad coronaria.

En resumen, el sexo regula de forma indirecta el funcionamiento de casi todos los órganos y sistemas del cuerpo humano, por lo que nos ayuda a vivir más y mejor. Así que cuida tu sexualidad y no dejes que problemas como una disminución de la libido en ciertas etapas estropeen este maravilloso tratamiento para tu salud. 

Fuente:
  • Trends in Sexual Activity and Associations With All-Cause and Cause-Specific Mortality Among US Adults”, Chao Cao, Lin Yang, Tian lin Xu, Patricia A. Cavazos-Rehg, Qinran Liu, Daragh McDermott, Nicola Veronese, Thomas Waldhoer, Petre Cristian Ilie, Shahrokh F. Shariat, Lee Smith. The JOurnal of Sexual Medicine. https://doi.org/10.1016/j.jsxm.2020.05.028
  • Sahm A, Platzer M, Koch P, Henning Y, Bens M, Groth M, Burda H, Begall S, Ting S, Goetz M, Van Daele P, Staniszewska M, Klose JM, Costa PF, Hoffmann S, Szafranski K, Dammann P. Increased longevity due to sexual activity in mole-rats is associated with transcriptional changes in the HPA stress axis. Elife. 2021 Mar 16;10:e57843. doi: 10.7554/eLife.57843. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33724179/
  • Leuner, B., Glasper, E. R., & Gould, E. (2010). Sexual experience promotes adult neurogenesis in the hippocampus despite an initial elevation in stress hormones. PLoS One, 5(7), e11597.
  • Glasper, E. R., & Gould, E. (2013). Sexual experience restores age‐related decline in adult neurogenesis and hippocampal function. Hippocampus, 23(4), 303-312.
  • Wright, H., & Jenks, R. A. (2016). Sex on the brain! Associations between sexual activity and cognitive function in older age. Age and Aging, 45(2), 313-317.
  • Kashdan, T. B., Goodman, F. R., Stiksma, M., Milius, C. R., & McKnight, P. E. (2018). Sexuality leads to boosts in mood and meaning in life with no evidence for the reverse direction: A daily diary investigation. Emotion, 18(4), 563-576. http://dx.doi.org/10.1037/emo0000324

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp