¿Cómo afecta la serotonina a la mujer?

 

La serotonina es un neurotransmisor que las mujeres producen en menor cantidad que los hombres, por eso estamos más expuestas a sus variaciones y sus efectos en nuestra salud emocional, aumentando el riesgo de depresión, irritabilidad, etc.

¿Qué es la serotonina?

La serotonina o 5-hidroxitriptamina (5-HT) es un neurotransmisor, es decir, una molécula encargada de transmitir información desde una neurona hacia otra neurona, que el cuerpo produce de manera natural sintetizándolo a partir del aminoácido triptófano.

Se encuentra sobre todo en el cerebro, las plaquetas, el tubo digestivo y la glándula pineal.

Aunque no es una hormona, se la conoce como la hormona de la felicidad ya que a nivel orgánico actúa como una hormona y, cuando sus niveles aumentan, genera en el organismo sensaciones de bienestar, felicidad y relajación.

Además, participa en muchas funciones diferentes en el organismo:

- regular la sensación de apetito provocando saciedad.

- controlar la temperatura corporal.

- regular el deseo sexual.

- controlar las funciones cognitivas y motoras.

- ayudar al control de las emociones junto a otros neurotransmisores como la dopamina o la noradrenalina.

- regular la secreción de algunas hormonas como la melatonina.

- ayudar a formar y mantener los huesos.

- inducir la división celular.

- participar en la coagulación de la sangre.

- regular el dolor.

¿Por qué varían los niveles de serotonina en el organismo?

Los niveles de serotonina en nuestro cuerpo no son constantes, sino que varían en función de una serie de condicionantes:

- la dieta, ya que, como hemos dicho, la serotonina se sintetiza a partir del triptófano, un aminoácido presente en mayores cantidades en algunos alimentos como los plátanos, los huevos, el arroz, la avena, el pescado azul, los lácteos, el pollo y el pavo o las leguminosas, por lo que una dieta rica en estos alimentos proporcionará más serotonina. También los niveles bajos de vitamina B6 (presente en nueces, legumbres y granos enteros), necesaria para sintetizar la serotonina, pueden causar niveles bajos de serotonina.

- niveles bajos de vitamina D, necesaria para transformar el L-triptófano a 5-HTP o 5-hidroxitriptófano, el paso intermedio entre el triptófano y la serotonina. La vitamina D se sintetiza en el organismo gracias a los rayos solares.

- el estrés, que reduce los niveles de serotonina en el cuerpo al aumentar los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

- el ejercicio físico, que aumenta los niveles de serotonina, por lo que, a más ejercicio, más serotonina.

- los cambios hormonales. En la fase premenstrual se reducen los niveles de estrógenos y progesterona, que afectan a los niveles de serotonina reduciéndolos. Estos niveles continúan bajos durante los primeros días de la menstruación, por eso es más habitual durante estos días estar más irritable, ansiosa, triste e incluso tener cambios en el apetito y el sueño, todo ello a causa de esta bajada en los niveles de serotonina.

- el momento del día: los niveles más altos coinciden con las horas de más luz, mientras que durante la noche los niveles bajan al mínimo.

¿Cómo afectan los cambios de serotonina a nuestra salud?

Como habrás podido dilucidar tú sola, las alteraciones en los niveles de serotonina afectan sobre todo a nuestro estado de ánimo, pero no es el único campo en el que nos vemos afectadas:

- Insomnio: la serotonina es fundamental para producir melatonina, la hormona que regula los ciclos sueño-vigilia y que nos ayuda a conciliar el sueño, por lo que unos niveles bajos produce problemas de sueño y fatiga.

- Trastornos mentales como esquizofrenia, depresión, distimia, ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo, agresividad, estrés o hiperactividad, influidos también por unos niveles bajos de serotonina.

- Trastornos emocionales como irritabilidad, labilidad emocional, actitud negativa, cambios de humor… también con serotonina baja.

- Trastornos gastrointestinales: las altas concentraciones de serotonina causan deposiciones líquidas y una reducción del apetito.

- Problemas de concentración si la serotonina está muy baja.

- El síndrome serotoninérgico, un conjunto de síntomas causados por un exceso de serotonina, ya sea por sobredosis o por interacción con otros medicamentos. También puede aparecer en personas que toman demasiado triptófano. Sus síntomas principales son alucinaciones, nerviosismos, agitación, confusión, desorientación taquicardia, diarrea, vómitos, sudores, temblores, fiebre y descargas musculares. Para tratarlo hay que disminuir o eliminar el medicamento con serotonina que se esté tomando.

¿Cómo afecta la serotonina a la sexualidad?

Los altos niveles de serotonina se asocian con una reducción de la libido ya que, tras tener un orgasmo, se libera serotonina, proporcionándonos placer y relajación, pero disminuyendo el deseo sexual tras haber alcanzado el clímax.

Por lo tanto, los niveles muy elevados de serotonina se asocian con una disminución de la libido, habitual en personas con trastornos depresivos no solo por los síntomas de la depresión, sino también porque este trastorno suele tratarse con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), fármacos que reducen el deseo sexual.

Mientras que los niveles bajos de serotonina promueven las conductas orientadas al sexo para mejorar nuestro estado de ánimo y nuestra felicidad.

Por otro lado, la serotonina se asocia a la química del amor y el enamoramiento (por ello también es la hormona de la felicidad).

En resumen, unos niveles equilibrados de serotonina nos ayudarán a mantener una correcta vida sexual.

¿Cómo aumentar los niveles de serotonina?

Para aumentar de manera natural los niveles de serotonina debemos:

- aumentar los alimentos ricos en L-triptófano.

- aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina B6.

- evitar los alimentos ricos en azúcares y harinas procesadas que alteran la microbiota intestinal y la absorción del triptófano.

- exponernos al menos 15 minutos al día a la luz solar para sintetizar vitamina D y, en caso de que no se pueda, consumir alimentos fortificados con esta vitamina o suplementos.

- practicar ejercicio físico de manera regular. El ejercicio estimula la producción de serotonina al hacernos sentir mejor.

- reducir el estrés y practicar técnicas de relajación como meditación, yoga, respiración, etc.

- descansar bien y dormir las horas suficientes.

- hacer actividades que nos gusten y nos resulten placenteras y relajantes.

Fuentes:

Patrick RP, Ames BN. Vitamin D and the omega-3 fatty acids control serotonin synthesis and action, part 2: relevance for ADHD, bipolar disorder, schizophrenia, and impulsive behavior. FASEB J. 2015 Jun;29(6):2207-22. doi: 10.1096/fj.14-268342.

Friedman M. (2018). Analysis, Nutrition, and Health Benefits of Tryptophan. International journal of tryptophan research : IJTR, 11, 1178646918802282. https://doi.org/10.1177/1178646918802282

Serotonin, serotonergic receptors, selective serotonin reuptake inhibitors and sexual behaviour.", Olivier B, van Oorschot R, Waldinger MD.Int Clin Psychopharmacol. 1998 Jul;13 Suppl 6:S9-14.

Female sexual side effects associated with selective serotonin reuptake inhibitors: a descriptive clinical study of 33 patients", Shen WW, Hsu JH.Int J Psychiatry Med. 1995;25(3):239-48.

Aumenta tu energía

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp
Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.