Beneficios de tener una vida sexual activa

Beneficios de tener una vida sexual activa

Todos sabemos que el sexo es placentero, incluso que nos hace sentir mejor al liberar las llamadas hormonas de la felicidad, sin embargo, lo que quizá no todo el mundo sabe es que mantener relaciones sexuales de manera frecuente es muy beneficioso para nuestra salud física y emocional. ¿Quieres saber qué beneficios tiene hacer el amor todos los días?

Índice

¿Con qué frecuencia mantienes relaciones sexuales?

Si hacemos esta pregunta a la población, la respuesta probablemente variará mucho en función de la edad. Así, generalmente, la franja de 18 a 30 años suele ser una franja con relaciones sexuales frecuentes, sobre todo si hablamos de parejas jóvenes, que viven juntas y no tienen hijos.

Con el nacimiento de los hijos, normalmente, el sexo se espacia a causa de las responsabilidades, el cansancio, dormir con los niños… Y esta menor frecuencia, en muchas parejas, va a más a medida que pasan los años. Por suerte, otras recuperan la fogosidad y el sexo frecuente una vez los hijos son mayores y se van de casa.

Y eso es lo que debemos intentar, tener una vida sexual activa siempre, sin importar las cargas personales, los hijos, el estrés… hay que intentar sacar tiempo a menudo para disfrutar del sexo, ya sea solos o en pareja, ya que el sexo frecuente es muy pero que muy beneficioso.

Beneficios de tener una vida sexual activa

1- Menos estrés y ansiedad

El estrés afecta a nuestras ganas de hacer el amor, pero debemos superar esta barrera ya que el sexo es la mejor terapia antiestrés. Y es que hacer el amor libera endorfinas, la llamada hormona de la felicidad, sustancias similares a los opiáceos por su efecto analgésico que aumentan la sensación de bienestar, reduciendo los niveles de estrés y ansiedad de nuestro organismo.

Así que ya sabes, contra el estrés, nada mejor que hacer el amor a menudo.

2- Alivio del dolor

Las endorfinas, además, producen un efecto analgésico en nuestro organismo, por lo que el sexo puede ayudarnos a aliviar dolores como el de cabeza, los cólicos abdominales de la regla o incluso los dolores de las contracciones de parto. Así que ya sabes, si te duele la cabeza, en vez de usar el sexo como excusa, ten una buena sesión de sexo y verás cómo te encuentras mucho mejor después.

3- Mejora de las capacidades intelectuales

Las relaciones sexuales frecuentes activan la producción de neuronas en el hipocampo (1), mejorando algunas capacidades mentales, como la memoria.

Además, el sexo también libera testosterona, una hormona que mejora la concentración y el tiempo de reacción.

Otro estudio de 2016 relacionó el sexo frecuente con un mejor desempeño en una tarea de secuenciación numérica (que medía funciones ejecutivas como la resolución de problemas) y una tarea de recuperación de palabras (que medía capacidad de memoria) (2).

Por último, un estudio de 2019 (3) exploró cómo la frecuencia sexual se asoció con el rendimiento en dos tareas de memoria episódica administradas con dos años de diferencia. Los participantes que tuvieron relaciones sexuales con mayor frecuencia tuvieron un mejor desempeño en la prueba de memoria.

4- Menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares

Un estudio de la Universidad de Queens (Belfast) (4) asegura que hacer el amor tres veces a la semana reduce en un 50% el riesgo de padecer ictus o infarto. Además, afirma que las mujeres que tienen dos orgasmos a la semana tienen un 30% menos de posibilidades de tener problemas cardiovasculares.

5- Un mejor sueño (para los hombres)

El sexo libera dos sustancias, oxitocina y melatonina, que inducen al sueño, por lo que no hay mejor remedio contra el insomnio que hacer el amor. ¿O por qué crees que nos entra sueño después del sexo? Sobre todo a los hombres ¿no? Pues bien, la ciencia también tiene explicación para esto: el orgasmo produce en los hombres efectos equivalentes a tomar entre tres o dos miligramos de diazepam, mientras que a las mujeres las estimula y despierta, por lo que puede costarlas dormirse después.

6- Mejora de los problemas del suelo pélvico

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina; y recto) en la posición adecuada. En las mujeres, después de los embarazos y los partos, y tras la llegada a de la menopausia, esta zona se ve muy afectada, pudiendo causar problemas de incontinencia urinaria. Para fortalecer estos músculos, además de los ejercicios de kegel, contamos con el sexo.

7- Aumento de la fertilidad

Según un estudio realizado en de The Kinsey Institute (5), la actividad sexual frecuente provoca cambios en el sistema inmunitario de las mujeres que aumentan las posibilidades de concebir llegado el momento, mejorando, por tanto, la fertilidad.

8- Mejora de la salud ósea

El sexo aumenta la producción de estrógenos, una de las hormonas sexuales femeninas cuya producción más desciende en la menopausia, motivo por el que se producen tantos cambios y molestias en esta etapa, entre las que se encuentra la pérdida de masa ósea que puede provocar osteoporosis.

9- Refuerzo del sistema inmunológico

El sexo también ayuda a nuestro sistema inmune al generar más anticuerpos, disminuyendo nuestra posibilidad de enfermar. Además, durante el sexo el cuerpo produce altos niveles de la hormona DHEA (hasta 5 veces más), un químico anti edad que nos ayuda a estar más sanos.

10- Perder unos cuantos kilos

No, no es un mito, el sexo adelgaza, quizá no tanto como una sesión de 30 minutos corriendo, pero adelgaza. Se calcula que quemamos unas cinco calorías por minuto de sexo y que 30 minutos de acción sexual queman hasta 100 calorías, así que, si quieres perder unos cuantos kilos practicando este deporte, nada de sexo rápido.

11- Aumento de la felicidad

El sistema límbico, el que regula nuestras emociones, se activa con el sexo, mejorando nuestra felicidad. Además, el sexo produce dopamina, una hormona relacionada con el placer, por eso nos sentimos tan bien después del sexo. Además, las personas que hacen el amor a primera hora de la mañana son más optimistas todo el día. Quizá merezca la pena despertarse 15 minutos antes…

12- Mejora de nuestra autoestima

Las personas que practican sexo con frecuencia y aceptan su cuerpo tal y como es, sin prejuicios, tienen una mejor autoestima y confianza en sí mismas.

13- Mejora del estado de la piel

Según una investigación llevada a cabo por la Royal Edinburgh Hospital, el sexo tiene un efecto positivo en el proceso de renovación de la piel. Y es que el sexo vigoroso hace que el organismo bombee niveles más altos de oxígeno alrededor del cuerpo, aumentando el flujo de sangre y nutrientes a la piel y favoreciendo el desarrollo de las células nuevas de la región cutánea. Vamos, un exfoliante sano y barato.

14- Aumenta la esperanza de vida

Y, por último, pero no menos importante, tener una vida sexual activa aumenta nuestra esperanza de vida, es decir, nos ayuda a vivir más. Según un estudio (6), las diferencias en la mortalidad entre personas con diferentes niveles de actividad sexual son muy diferentes. Así, frente a las personas que informaron haber tenido relaciones sexuales cero veces o una vez al año, las que tuvieron relaciones sexuales hasta 51 veces tenían aproximadamente un tercio menos de probabilidades de morir, y las que lo hicieron semanalmente o más tenían solo la mitad de probabilidades de morir. Las muertes por cáncer y enfermedades cardiovasculares fueron menores entre las personas con mayor frecuencia sexual.

Así que no lo dudes, tener una vida sexual activa y hacer el amor con frecuencia no solo es muy placentero y puede ayudar a mantener viva tu pareja, sino que también puede proporcionarte muchos beneficios físicos y mentales, además de conseguir que vivas más, mejor y más feliz.

Fuente:

(1) Leuner, B., Glasper, E. R., & Gould, E. (2010). Sexual experience promotes adult neurogenesis in the hippocampus despite an initial elevation in stress hormones. PLoS One, 5(7), e11597.

(2) Glasper, E. R., & Gould, E. (2013). Sexual experience restores age‐related decline in adult neurogenesis and hippocampal function. Hippocampus, 23(4), 303-312.

(3) Wright, H., & Jenks, R. A. (2016). Sex on the brain! Associations between sexual activity and cognitive function in older age. Age and Aging, 45(2), 313-317.

(4) Ebrahim S, May M, Ben Shlomo Y, et alSexual intercourse and risk of ischaemic stroke and coronary heart disease: the Caerphilly studyJournal of Epidemiology & Community Health 2002;56:99-102.

(5) Interactions among sexual activity, menstrual cycle phase, and immune function in healthy women TK Lorenz, JR Heiman, GE Demas - The Journal of Sex Research, 2018

(6) “Trends in Sexual Activity and Associations With All-Cause and Cause-Specific Mortality Among US Adults”, Chao Cao, Lin Yang, Tian lin Xu, Patricia A. Cavazos-Rehg, Qinran Liu, Daragh McDermott, Nicola Veronese, Thomas Waldhoer, Petre Cristian Ilie, Shahrokh F. Shariat, Lee Smith. The JOurnal of Sexual Medicine. https://doi.org/10.1016/j.jsxm.2020.05.028

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp