¿Cómo afecta la pandemia a la libido?

¿Cómo afecta la pandemia a la libido?

Hace un año que nuestras vidas cambiaron por completo. La rutina que conocíamos se esfumó y desapareció la normalidad de todos y cada uno de los ámbitos de nuestra vida: cambió nuestra forma de trabajar, nuestra manera de relacionarnos, y cómo nos sentíamos; incorporamos a nuestra vida las mascarillas, los hidrogeles y palabras que antes ni siquiera habíamos oído. En una nueva vida que nada tiene que ver con la que teníamos antes, la libido y el sexo también se han visto afectados.

Índice

¿Por qué la pandemia ha alterado nuestra libido?

Al comienzo de la pandemia del COVID-19 en nuestro país, durante los meses de confinamiento domiciliario, se habló de que ocurrirían dos cosas: una de ellas era que los matrimonios, hartos de verse las 24 horas del día, se rompieran. La otra apuesta era que hubiera un baby boom. El caso es que pasar tanto tiempo en casa, dejando de lado nuestros hábitos y nuestra cotidianeidad, hizo que nos sintiéramos estresados y agobiados por no poder continuar con nuestra vida, sintiéndonos encerrados tanto física como psicológicamente; y cada uno lo manifestamos de manera distinta.

Además, a esto se sumaba la ansiedad y el miedo al contagio, que permanecen a día de hoy, ya acabado el confinamiento domiciliario. Este miedo a contraer la enfermedad hace que, sobre todo aquellas personas que están solteras, tengan cierto reparo a la hora de establecer relaciones sociales con los demás y, más concretamente, relaciones sexuales.

En este contexto, se han observado dos tendencias en lo que a deseo sexual se refiere: algunas personas han notado un incremento de la libido y, otra gran mayoría, ha notado cómo les ha disminuido drásticamente.

Quienes han notado un incremento han sido quienes vieron en el confinamiento domiciliario una oportunidad para estar con sus parejas o consigo mismas, escuchándose, sintiéndose y explorándose. Había mucho tiempo para descubrir qué les gustaba y qué no, y para probar muchas cosas nuevas en la sexualidad con las que nunca antes se habían atrevido, pero por las que siempre habían sentido curiosidad.

Por otro lado, la mayoría de las personas han experimentado un agotamiento a todos los niveles, que les impedía ser ellas mismas y que les provocaba una gran inestabilidad emocional debido a la falta de estímulos externos. El apetito sexual se vio muy afectado, provocando a su vez problemas como sequedad vaginal en mujeres, disfunción eréctil y descenso de la testosterona en hombres, y frustración y disminución de la autoestima en ambos. Sin embargo, este sentimiento es completamente normal, ya que nos hemos enfrentado de repente a un modo de vida nuevo que se está alargando más de lo esperado y que ha alterado absolutamente todo; pero que sea normal no quiere decir que tengamos que seguir sufriéndolo o que no tenga solución. Todo lo contrario.

¿Qué es la fatiga pandémica?

Descrita por la Organización Mundial de la Salud como “la desmotivación para seguir las conductas de protección recomendadas que aparece de forma gradual en el tiempo y que está afectada por diversas emociones, experiencias y percepciones, así como por el contexto social, cultural, estructural y legislativo”.

En definitiva, la fatiga pandémica es eso que todos estamos experimentando a estas alturas y que engloba tanto ansiedad, como estrés o depresión, todo generado por la incertidumbre, la preocupación y el aislamiento que están tan relacionados con la pandemia de coronavirus.

Después de tantos meses con estos sentimientos tan negativos, era lógico que nos pasara factura y que sintamos un gran agotamiento, en todos los sentidos, por la situación que vivimos.

¿Cómo mejorar nuestra libido en la fatiga pandémica?

Cuidar de nuestra salud sexual es cuidar de nuestra salud en general. No debemos restarle importancia y, además, gracias a la amplitud del ámbito y a todas las experiencias vividas, a día de hoy existen cientos de soluciones entre las que podemos elegir cuál se adapta mejor a nuestras necesidades.

Recuperar nuestro apetito sexual hará que estemos más estables emocionalmente. Para ello, hay que empezar por lo más básico, pero a la vez el paso más importante: nosotros mismos.

• Es un gran error que descuidemos nuestra imagen personal con la excusa de que salimos menos de casa, que llevamos la mascarilla o que nadie nos va a ver. La imagen que tenemos de nosotros mismos contribuye directamente a nuestra autoestima, así que es muy importante que nos veamos bien para sentirnos bien. Las mujeres pueden maquillarse y utilizar esas prendas que tienen en el armario que apenas se ponen para sentirse más sexys y guapas. Los hombres, por su parte, también deben darse esos mimos tan necesarios, afeitándose, arreglándose la barba… Son cosas que harán que te sientas mejor y que tus días se parezcan lo máximo posible a la rutina que teníamos antes.

• Vernos bien por fuera mejorará significativamente nuestro bienestar. Pero también debemos sentirnos bien por dentro, por lo que tenemos que cuidar nuestra alimentación, evitar picar entre horas (a pesar de lo difícil que es estando tantas horas en casa) y hacer ejercicio físico. Al sentirnos bien, liberaremos más endorfinas y serotonina, las hormonas encargadas de la felicidad y el bienestar, y evitaremos que nuestra libido esté a unos niveles bajos.

Comunícate con tu pareja para que los dos os sintáis bien. Que os digáis todo lo que pensáis a lo largo del día, esas cosas que pueden incumbir al otro o que simplemente necesitas que escuche, forjará una relación mucho más fuerte y basada en la confianza. Al sentirte a gusto con tu pareja, sentirás cómo tu deseo sexual aumenta y cómo las relaciones sexuales se vuelven mucho más satisfactorias. Además, y relacionado con el punto anterior, te vendrá bien para hacer ejercicio físico, ya que durante las relaciones sexuales también se queman calorías casi sin darnos cuenta, y se reducirán los niveles de estrés.

Existen plantas naturales como la maca o la damiana, que ayudarán a que tu libido aumente sin tener que recurrir a productos de farmacia que pueden tener ciertas contraindicaciones.

Por nuestra parte, desde FemmeUp y con nuestro suplemento, te ayudaremos a multiplicar tu deseo con nuestros extractos naturales, para que pases lo mejor posible estos meses tan duros y que te sientas más tú que nunca, más feliz contigo misma y con tu entorno.

Fuente:

Aparicio, D. (2021, 19 febrero). Cómo los medios de comunicación pueden estar empeorando la epidemia de salud mental por COVID-19. Psyciencia. https://www.psyciencia.com/medios-comunicacion-empeorando-salud-mental/?fbclid=IwAR1cYGuvDz5LyKSmNot5Y1ez9LaGWd0YppOStxJHVeIy9f9q0aiVW0yLt9c

Up Spain. (2021, 17 febrero). ¿Sufres fatiga pandémica? https://www.up-spain.com/blog/sufres-fatiga-pand%C3%A9mica/

VV.AA. (2020). Un estudio exploratorio acerca de los deseos y recursos defensivos de personas en situación de aislamiento, social, preventivo y obligatorio a causa del COVID-19 en Argentina. Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales. https://publicacionescientificas.uces.edu.ar/index.php/subyprocog/article/view/1080/1064

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp