¿Cómo afecta el calor a las relaciones sexuales?

¿Cómo afecta el calor a las relaciones sexuales?

¿Eres de las que nota más deseo sexual en verano o, por el contrario, el calor disminuye tu libido? ¿Puede el verano mejorar nuestras relaciones sexuales o todo lo contrario?

Índice

¿Cómo afecta el calor al deseo sexual?

El calor aumenta la producción de oxitocina y endorfinas, lo que aumenta nuestro deseo sexual. Así, la oxitocina es la llamada hormona del amor, ya que se libera durante las relaciones sexuales aumentando el placer y la complicidad con la pareja. Mientras que las endorfinas contribuyen a reducir la sensación de dolor y también se liberan durante el sexo.

La luz del sol también incrementa los niveles de testosterona y de estrógenos (hormonas sexuales), favoreciendo el deseo sexual y el estado de ánimo. Así como los niveles de serotonina, un neurotransmisor que nos hace sentir placer y excitación sexual.

También son comunes las fantasías sexuales relacionadas con el verano, como hacer el amor en la playa, en la piscina, etc.

Por otra parte, las vacaciones, la falta de horarios, la reducción del estrés, las fiestas y cenas propias de esta época veraniega favorecen los encuentros sexuales, tanto con la pareja habitual como con parejas esporádicas (¿quién no echa de menos sus amores de verano?).

Y la escasez de ropa… en verano se deja menos a la imaginación, lo que aumenta nuestro apetito sexual al ver esos cuerpos medio desnudos (al menos, algunos cuerpos :)).

Por último, el calor provoca la vasodilatación de las fibras musculares, lo que produce un aumento del flujo sanguíneo a los genitales.

No obstante, es cierto que cada persona es diferente, por lo que, aunque en general el verano se asocia a un aumento del deseo sexual y de los encuentros sexuales, para muchas personas el calor sofocante hace que no apetezcan nada los encuentros sexuales en los que aumenta la temperatura corporal y el sudor, a no ser que tengas un buen aire acondicionado.

De hecho, según un estudio realizado por Universidad de Oxford, es cierto que las relaciones sexuales aumentan en verano y, con ello, los nacimientos 9 meses después, pero solo en zonas con climas cálidos, sin temperaturas extremas (1). En lugares donde el calor es excesivo, le deseo sexual no aumenta de la misma forma.

Por lo tanto, hay muchas personas que notan un aumento de la libido en estos meses, pero otras ven cómo disminuye su deseo sexual. Y eso es independiente del sexo.

Igualmente, el sudor es un afrodisiaco para algunos, pero a otros les quita totalmente las ganas de sexo.

¿Más problemas sexuales en los hombres?

Curiosamente, este incremento de relaciones sexuales que se suelen producir en verano puede sacar a la luz un problema ya existente en los hombres, pero que no se había notado hasta ese momento.

Al practicar más sexo, o intentarlo al menos, algunos hombres se dan cuenta de que tienen problemas de disfunción eréctil. De hecho, según un informe elaborado por Boston Medical Group, las consultas por este problema en las consultas de urología o sexología se incrementan hasta un 27% tras el verano.

Otro problema habitual en estas fechas es la eyaculación precoz, que puede estar causada por la ansiedad que causan las relaciones esporádicas, más habituales en época de vacaciones y fiestas.

En este caso, lo importante es no dejar que la vergüenza impida buscar ayuda, ya que estos problemas suelen tener una fácil solución. Cuanto antes se pongan en manos de un experto, mejor.

¿Cómo despertar la pasión sexual en verano?

Si eres de las que el verano no levanta pasiones, sino todo lo contrario, estos consejos pueden ayudarte a elevar tu libido en estos meses:

1. Procura tener encuentros sexuales con tu pareja o con otras personas si estás libre en ambientes sensuales, agradables y fresquitos… La playa por la noche, un bar con piscina y ambiente chill-out, unas vacaciones en un crucero, un hotel con aire acondicionado… que el calor no sea un freno.

2. Evita las comidas pesadas y abundantes que dan más calor y opta por comidas ligeras y fresquitas.

3. Procura estar siempre bien hidratada, beber mucha agua y evitar problemas habituales en esos meses como los golpes de calor o la insolación.

4. No tengas expectativas demasiado altas sobre tus encuentros sexuales en estos días, sobre todo si no es tu pareja, ya que las primeras veces con alguien pueden ser un tanto decepcionantes. De igual modo, no te desilusiones si vas con la idea de aprovechar todos los días de vacaciones para hacer el amor y tu pareja tiene otros planes.

5. Procura descansar y dormir bien para que el cansancio no sea otro hándicap.

6. Aprovechad estos días para romper con la rutina y probar cosas nuevas. Al no tener prisa ni horarios, podéis dedicar más tiempo a los juegos eróticos.

7. La siesta, que durante el año no se puede dormir, es un momento ideal para ponerse juguetón.

8. Si notas tu libido muy baja, puedes recurrir a suplementos naturales de maca, damiana, ginkgo biloba… ingredientes que puedes encontrar en FemmeUp.

Fuente:

(1) N. Rojansky, A. Brzezinski, J.G. Schenker, Seasonality in human reproduction: an update, Human Reproduction, Volume 7, Issue 6, 1 July 1992, Pages 735–745, https://doi.org/10.1093/oxfordjournals.humrep.a137729

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp