Causas del cansancio en la mujer

Causas del cansancio en la mujer

¿Te sientes agotada física y mentalmente? ¿Te cuesta levantarte de la cama y realizar todas las tareas que tienes que llevar a cabo cada día? El cansancio en la mujer puede estar causado por muchos motivos diferentes, por lo que es importante saber cuál es el tuyo y cómo puedes solucionarlo para seguir con tu vida.

Índice

Causas principales del cansancio

La fatiga o cansancio extremo es, según explica Mª Luisa Valiente, coordinadora del Grupo de Trabajo de Salud Basada en las Emociones de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), “una sensación subjetiva de falta de energía o agotamiento físico o mental, no necesariamente asociado a ninguna actividad física, que conlleva la disminución de la capacidad para trabajar y llevar a cabo las tareas habituales”.

Es uno de los principales motivos de consulta en atención primaria y, según un estudio, hasta un 74% de mujeres la experimenta en algún momento de su vida.

Muchas veces no se encuentra una causa concreta y desaparece sola al cabo de un tiempo, aunque muchas veces podría evitarse siguiendo una serie de consejos.

Entre las causas más habituales de cansancio encontramos:

- Anemia por déficit de hierro: la falta de hierro en la sangre provoca que los glóbulos rojos no puedan llevar suficiente oxígeno a los tejidos, lo que provoca anemia, uno de cuyos síntomas principales es el cansancio.

- Infecciones virales: una infección viral puede provocar cansancio mientras dura la infección.

- Hipotiroidismo: es un trastorno de la glándula tiroides en el que la hormona TSH está muy baja, lo que provoca, entre otros síntomas, cansancio.

- Estado de ánimo bajo o depresión: las enfermedades mentales, como la ansiedad, el estrés crónico o la depresión también provocan cansancio y falta de energía.

- Pérdida de sangre: una hemorragia leve causada por una gastritis, una úlcera gastroduodenal, hemorroides, una menstruación demasiado abundante... dificulta la llegada de oxígeno a los músculos, lo que provoca cansancio.

- Déficit de alguna vitamina: la falta de alguna vitamina, como la vitamina B6, por ejemplo, puede causar cansancio.

- Tiempo de sueño insuficiente: dormir poco o descansar mal es una de las principales causas de cansancio y somnolencia diurnas.

- Efectos secundarios de medicamentos: la ingesta de ciertos medicamentos también puede causar cansancio. Los antihistamínicos, los anti-hipertensivos, los sedantes y los antidepresivos pueden causar cansancio extremo.

- Edad: con el paso de los años, al cuerpo le cuesta más recuperarse por la noche, lo que puede hacer que nos sintamos más cansadas desde primera hora del día o habiendo realizado pocas actividades.

- Diabetes mellitus tipo 2 no controlada: si la glucosa está muy baja y se produce una hipoglucemia, las células no tienen suficiente energía y aparece el cansancio.

- Cáncer: el cansancio extremo también puede ser un síntoma de cáncer, aunque en este caso suele ir acompañado de otros síntomas como pérdida de peso, dolores… El cansancio está especialmente relacionado con los cánceres que causan pérdida crónica de sangre, como el de colon o el de estómago. En este caso la fatiga aparece de repente, impide realizar actividades cotidianas y empeora con el tiempo.

- Enfermedades que causan dolor, como la fibiomialgia, pueden causar cansancio físico y mental ya que estas personas suelen descansar mal.

¿Cómo solucionar el cansancio?

Si te sientes agotada y no puedes con tus actividades diarias, es necesario que acudas al médico para que te realice una serie de pruebas para averiguar la causa del cansancio. Análisis de sangre, hormonales, ecografías exploración física… darán al médico la clave para saber a qué se debe este cansancio.

Además de tratar la causa concreta, es necesario que adoptes una serie de hábitos saludables para recuperar tu energía y sentirte más activa y vital:

- Dormir bien todas las noches. Si sufres problemas de insomnio o te cuesta conciliar el sueño, debes tratar de mejorar tu higiene del sueño acostándote todos los días a la misma hora, procurando descansar más horas, usando infusiones de valeriana o melisa para relajarte o suplementos de melatonina.

- Seguir una dieta saludable y equilibrada rica en vitaminas y minerales para evitar déficit de hierro, vitaminas del grupo B, etc.

- Beber mucha agua, la deshidratación puede causar cansancio. Y nada de beber alcohol a diario.

- Hacer ejercicio regularmente. Aunque parezca contradictorio, realizar ejercicio físico no te cansa más, sino que te ayuda a estar en forma y tener más energía y vitalidad.

- Priorizar. No intentes realizar todas las tareas cada día. Prioriza y mantén un horario de trabajo regular que te deje tiempo para tus aficiones y descansar.

- Evitar el estrés. Aprende formas para relajarte y reducir el estrés, como el yoga, la meditación, la respiración profunda.

- Tomar multivitaminas. La vitamina B6, junto con el ácido pantoténico, disminuyen el cansancio y la fatiga.

- La maca, como planta adaptogena energizante, ayuda en la recuperación del cansancio, así que incluye suplementos con maca en tu dieta. 

Redacción: Irene García, Directora de Contenidos de Fourcats Media

Fuente:

Lindemann JC. Fatigue. In: Kellerman RD, Rakel DP, eds. Conn's Current Therapy 2021. Philadelphia, PA: Elsevier 2021:14-15.

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp