¿Cómo rechazar con cariño a tu pareja el día que estás 'muerta'?

¿Cómo rechazar con cariño a tu pareja el día que estás 'muerta'?

En una pareja que se lleva bien y en la que el sexo funciona, decir que “no” un día a la otra persona porque estás muerta de cansancio o, simplemente, no te apetece no siempre es fácil. Pero saber hacerlo también es importante para que la relación se fortalezca.

Índice

Los altibajos del rechazo sexual

Hoy has tenido un buen día y llegas a casa pensando en darle un buen beso a tu pareja, uno de esos que dejan claro que buscas algo más que un beso de bienvenida. Sin embargo, en cuanto nota tus intenciones te dice que está súper cansado y que no tiene ganas de nada. O al revés, tienes que decirle a tu pareja que no tienes ganas de sexo y que se vaya olvidando, pero no quieres herirlo…

El rechazo sexual forma parte de cualquier relación. Generalmente, suele ser algo puntual, pero puede llegar a ser habitual si alguno de los dos atraviesa una época de bajo deseo sexual. Sea como sea, el rechazo sexual es una parte difícil, natural y potencialmente astringente de nuestras relaciones, por lo que debemos prepararnos para él.

Un estudio reciente (1) analizó los efectos emocionales que tiene el rechazo sexual en las personas en relaciones comprometidas. Los investigadores pidieron a 115 parejas que llevaran diarios sexuales. Todos los días durante tres semanas, los participantes registraron si iniciaron relaciones sexuales o si sus parejas hicieron un avance sexual. También escribieron si condujo al sexo y registraron los niveles diarios de satisfacción sexual y de relación.

La mayoría de los resultados no son demasiado sorprendentes: Las parejas que tuvieron relaciones sexuales informaron niveles más altos de satisfacción sexual y de relación. Esto fue cierto para los participantes que iniciaron el sexo y los que aceptaron el avance. En resumen, a más relaciones más ‘felicidad’ tanto si tu las propones cómo si te las proponen y aceptas.

Tampoco sorprende que las parejas rechazadas sintieran una satisfacción sexual reprimida, una molestia que podía durar hasta 48 horas. Curiosamente, los participantes que recibieron proposiciones sexuales disfrutaron de un aumento en la satisfacción sexual, ya sea que aceptaran la oferta o no. Una satisfacción que duró hasta 72 horas. La razón está clara: esta proposición indica que eran deseables a los ojos de su pareja, un hermoso regalo para la autoestima de cualquier persona. Toma nota, es un detalle importante.

Por lo tanto, según este estudio, el riesgo emocional de que alguien te pida sexo y lo rechaces es bajo para ti, pero desde luego no para el rechazado, quien puede sentirse más inseguro y, a la larga, pedirlo con menos frecuencia, lo que puede afectar negativamente a la intimidad, la cercanía entre ambos y la satisfacción. No solo está en juego la frecuencia sexual, también la autoestima.

Tipos de rechazo (cuáles son adecuados y cuáles no)

Por supuesto, cualquier persona tiene derecho a rechazar una oferta sexual. Somos seres autónomos e incluso las parejas más amorosas e íntimas no mantendrán una sincronicidad perfecta. A veces, el trabajo, los niños y todas esas cargas frenan nuestros deseos sexuales. A veces no nos sentimos sexys o simplemente estamos muertas de cansancio. O puede que uno de los dos tenga más apetito sexual que el otro de manera habitual. O incluso diferentes bioritmos, de mañana, tarde o noche.

En este caso… ¿cómo rechazar al otro o afrontar el rechazo sexual sin causar daño emocional a las parejas? Según un estudio, lo mejor es practicar el “rechazo tranquilizador”.

El estudio (2), publicado en Personality and Social Psychology Bulletin, analizó las formas en que las personas rechazan los avances de su pareja. Descubrieron que los rechazos se dividían en cuatro patrones de comportamiento: tranquilizadores, hostiles, asertivos y desviadores.

- Rechazo tranquilizador: tranquilizar a tu pareja diciéndole que la quieres y ofrecerle otras formas alternativas de contacto físico, como besos y abrazos, mientras prometes compensarlos en un futuro cercano.

- Rechazo hostil: expresar muestras externas de frustración hacia la pareja mientras criticas otros aspectos de la relación. Del mismo modo, puedes darle a su pareja un trato silencioso o criticar la forma en que inició el sexo.

- Rechazo asertivo: explicar la falta de interés de manera clara y directa. Es una forma honesta de decirlo, pero con poca consideración hacia los sentimientos del otro.

- Desviar el rechazo: fingir que no notas lo que el otro quiere, hacerse el tonto o "fingir estar dormido".

Al igual que en el estudio anterior, los investigadores hicieron que las parejas completaran una encuesta durante 28 días. Los participantes informaron si su pareja rechazó un avance sexual dentro de las 24 horas y el grado en que cumplió con uno de los cuatro patrones. También completaron una encuesta que midió la discrepancia del deseo sexual entre ellos y su pareja, así como la satisfacción sexual y de relación.

Los investigadores encontraron que los rechazos tranquilizadores podían mejorar la satisfacción de la relación en comparación con el día anterior. Naturalmente, los rechazos hostiles dañaron la satisfacción de la relación, mientras que los rechazos asertivos y desviadores no fortalecieron ni dañaron la relación a los ojos de la pareja.

En resumen, rechazar a una pareja de forma positiva puede incluso fortalecer la relación. Ayuda a que tu pareja entienda que no quieres en ese momento pero le sigues queriendo la relación. No daña su autoestima. Por lo tanto, si estás muy cansada o simplemente no tienes la cabeza puesta en el sexo, asegúrate de rechazar a tu pareja de forma amable y cariñosa, diciéndole que otro día le compensarás y dándole un beso para que sienta que no le has rechazado sin más. ¿Qué tal si quedáis ya para una siesta romántica?

¿Y si el rechazo sexual es continuo?

Pero ¿qué pasa con los rechazados persistentemente? ¿Aquellos que se encuentran en relaciones en las que la pareja rara vez quiere tener relaciones sexuales y rechaza sus avances de manera asertiva u hostil? Desafortunadamente, la intimidad cariñosa no equivale automáticamente a un buen sexo.

En estos casos, la relación puede verse tan dañada que ya no hay manera de arreglarlo. Cuando el rechazo es el terreno habitual en el que se ha instalado la pareja, es normal que aparezca resentimiento y frustración. Además, si el rechazo es algo normal, puede que no se deba al estrés, el trabajo o las preocupaciones, sino que se deba consultar a un terapeuta sexual.

Pero si el rechazo es tan solo algo ocasional y motivado, no tiene por qué afectar negativamente a la relación. De hecho, es conveniente que aceptemos el rechazo sexual ocasional como parte de cualquier relación, lo cual aumenta la empatía hacia el otro, invirtiendo en nuestros espacios eróticos y mejorando la honestidad del uno con el otro.

Fuente:

(1) Dobson, K., Zhu, J., Balzarini, R. N., & Campbell, L. (2019, April 15). Responses to sexual advances and satisfaction in romantic relationships: Is yes good and no bad?. https://doi.org/10.31234/osf.io/p9nc8

(2) Kim, J. J., Muise, A., Sakaluk, J. K., Rosen, N. O., & Impett, E. A. (2020). When tonight is not the night: Sexual rejection behaviors and satisfaction in romantic relationships. Personality and Social Psychology Bulletin. Advance online publication. DOI: 10.1177/0146167220907469 When Tonight Is Not the Night: Sexual Rejection Behaviors and Satisfaction in Romantic Relationships March 2020Personality and Social Psychology Bulletin 46(1):146167220907469 DOI: 10.1177/0146167220907469

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp