¿Nos genera el teletrabajo más estrés?

El teletrabajo ofrece muchas ventajas, sobre todo a la conciliación laboral y familiar, pero, si no se realiza siguiendo una serie de premisas, también puede aumentar el estrés, la ansiedad o los problemas para dormir.

¿Qué problemas puede causar el teletrabajo?

El teletrabajo tiene muchas ventajas: ahorramos tiempo y dinero en desplazamientos, podemos dormir un poco más, es más sencilla la conciliación laboral y familiar, podemos organizar mejor nuestro tiempo, etc.

Sin embargo, el teletrabajo o el trabajo híbrido (trabar unos días desde casa o otros días en la oficina) también ha traído a muchas personas consecuencias negativas para su salud debido al aislamiento, al mayor sedentarismo, al estrés por intentar hacer todo a tiempo, etc.

Y es que el pasar todos los días en casa metidos sin ir a la oficina ha reducido las interacciones sociales, lo que puede hacer que nos sintamos solos, algo que puede minar nuestro estado de ánimo haciendo que nos sintamos más negativos, tristes, deprimidos

Además, muchas veces aumenta la tensión por acabar el trabajo a tiempo para que los superiores no crean que trabajamos menos por estar en casa, por lo que las personas se vuelven más rumiativas, con mayor presencia de pensamientos obsesivos, lo que también aumenta el riesgo de desarrollar ansiedad, estrés o depresión.

Y muchos, en vez de desconectar y aprovechar el mayor tiempo libre que tienen ahora para hacer actividades divertidas, relajantes o deporte, dedican más tiempo al trabajo y nos desconectan nunca del todo, estando siempre pendientes del correo electrónico, lo que aumenta las posibilidades de sufrir el síndrome de burnout o trabajador quemado que se traduce en estrés, ansiedad, falta de motivación… lo que repercute en nuestra salud física y mental causando síntomas como insomnio, trastornos digestivos, dolor de cabeza, mal humor, cansancio, etc.

Y algunos estudios confirman que más mujeres que hombres están experimentando impactos negativos en su salud como mala salud mental, mayores niveles de estrés o problemas de nutrición. Por lo que es hora de empezar a cuidarse.

¿Cómo teletrabajar sin dañar nuestra salud mental?

Para aprovechar lo bueno del teletrabajo y evitar las consecuencias negativas que nos puede reportar debemos seguir estos consejos:

  1. Organízate: organiza bien tu tiempo y tus actividades. Debes tener un horario igual al que tienes en la oficina y ceñirte a él para no pasarte el día entero trabajando. Una vez que acabe tu jornada, desconecta.
  2. Sal de casa: una vez acaba tu jornada laboral debes procurar salir de casa todos los días a dar una vuelta, hacer deporte, comprar el pan o cualquier otro recado que te ayude a airearte y cambiar de escenario. A ser posible, hazlo cuando haya luz solar, beneficiosa para tu estado de ánimo y para sintetizar vitamina D.
  3. Evita distracciones: evita las distracciones mientras estás trabajando… nada de encender la televisión, mirar las redes sociales o hacer tareas de la casa… El tiempo de trabajo es para el trabajo.
  4. Evita el aislamiento: mantén contacto todos los días con otras personas para que el peso de la soledad no te agobie. Queda por las tardes a dar un paseo, tomar algo, hacer deporte o cualquier actividad que sea con otras personas.
  5. Espacio de trabajo: en casa, debes tener un espacio de trabajo diferenciado con todas tus cosas para que ese sea tu lugar de trabajo y el resto de la casa, tu lugar de descanso.
  6. Haz ejercicio: el ejercicio físico nos ayuda a liberar tensiones, evitar el estrés, sentirnos mejor y mejorar el sueño.
  7. No te quedes en pijama: es conveniente vestirse, aunque sea con ropa cómoda de estar por casa, y arreglarse, nada de estar todo el día con el pijama y los pelos revueltos.
  8. Mantén tus rutinas de alimentación: come a tus horas y sigue una dieta sana. Evita picar todo el rato y levantarte a la nevera a comer algo cada vez que te cansas del trabajo. Comer en exceso y alimentos poco saludables puede llevarte al sobrepeso, con los riesgos que ello conlleva.
  9. Haz pequeños descansos: para evitar los problemas de estar sentada durante tantas horas delante del ordenador, como problemas en las cervicales o la vista, debes hacer pequeños descansos de 5 o 10 minutos cada hora. Levántate, da un pequeño paseo por casa, bebe agua y sigue.
  10. Hidrátate bien: bebe unos 2 litros de agua al día para mantenerte bien hidratad, clave para nuestra salud física y mental.
  11. Usa suplementos: ayúdate de suplementos como FemmeUp Zen que contiene Ashwagandha, una planta adaptógena con una alta concentración de withanólidos, que controla el estrés y la ansiedad.

Si nada funciona, busca ayuda de un profesional de psicología.

Aumenta tu energía

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp
Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.