Libido en mujeres a los 40

Libido en mujeres a los 40

La libido o deseo sexual no es algo estable que permanece siempre alto o bajo según cada persona, sino que varía enormemente influida por muchos factores, tanto físicos como hormonales. También la edad puede influir en la libido y, según diversos estudios, al llegar a la mediana edad las mujeres comienzan a experimentar la pérdida de libido, pero ¿es igual para todas las mujeres? ¿Todas experimentan pérdida de libido al llegar a los 40 años?

Índice

¿Qué influye en la libido femenina?

La respuesta a esta pregunta es: “Casi todo”. Así es, para bien o para mal. Lo bueno suma: estar con las amigas, un viaje de placer, tardes de risas, etc. Igualmente, lo que nos sucede en nuestro día a día influye en nuestra libido y es muy complicado separar nuestro deseo sexual de nuestras preocupaciones, nuestros problemas laborales o de pareja, nuestra autoestima (si la tenemos bajita), el estrés, etc.

Asimismo, la libido se ve enormemente influida por las hormonas, por lo que se puede notar cómo es más alta en los días fértiles (a mitad del ciclo menstrual) y más baja tras la regla. Igualmente, las alteraciones hormonales que trae consigo la llegada de la menopausia, principalmente la caída de hormonas, puede hacer que la libido disminuya.

Por lo tanto, no te angusties si notas que tu libido baja, ya que puede ser normal en mujeres a partir de los 40 años (1). El bajo deseo, la angustia personal relacionada con el sexo y el Trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH) son comunes en las mujeres de mediana edad, incluidas las mujeres que no tienen pareja o que son sexualmente inactivas. La buena noticia es que todo tiene solución.

¿Por qué la libido puede verse alterada desde los 40 años?

Según el estudio publicado en Journal of Sexual Medicine antes referenciado, la disminución del deseo sexual al envejecer es más corriente de lo que se pensaba: al menos un 70% de las mujeres que participaron en la investigación, todas entre los 40 y los 65 años, declararon que cada vez tenían menos ganas de sexo.

Es decir, el límite para notar una disminución más prolongada de la libido parece estar en los 40 años. ¿Por qué? Por una parte, desde los 40 años las mujeres comienzan a experimentar alteraciones en las principales hormonas sexuales femeninas (estrógenos y progesterona) a causa de la llegada de la perimenopausia. Esta etapa, anterior a la llegada de la menopausia, se caracteriza por un descenso de las hormonas, lo que trae consigo cambios como alteraciones en los ciclos menstruales, sequedad vaginal, sofocos y disminución de la libido. Este proceso puede comenzar a partir de los 40 años y, sin duda, es una de las principales causas de este descenso de la libido.

Por otra parte, los 40 pueden ser una época de cambios a nivel personal y profesional. Puede que lleves mucho con tu pareja y empieces a dudar de vuestra relación, que tengas hijos pequeños que interfieren en tu vida sexual, que el trabajo te produzca un gran estrés… En definitiva, que vivas una época compleja, lo cual, sin duda, afectará a tu deseo sexual.

También puede ser tu mejor época sexual

No obstante, recuerda que esto no tiene por qué pasar. Si el estudio hablaba de un 70% de mujeres que notaban descenso de la libido, significa que hasta un 30% de las mujeres de 40 a 65 años no nota cambios en este aspecto. Asimismo, los cambios hormonales relacionados con la menopausia provocan un descenso de la libido en el 50% de las mujeres, lo que implica que muchas mujeres de entre 40 y 65 años no notan problemas con la libido y pueden seguir disfrutando del sexo de manera placentera.

De hecho, algunos expertos en sexología (2) afirman que los 40 puede ser la mejor época sexual para las mujeres, ya que con esta edad tienen claro qué quieren y cómo conseguirlo, por lo que pueden tener más fácil lograr la excitación necesaria para alcanzar el orgasmo y disfrutar de las relaciones sexuales sin tabúes ni complejos.

¿Qué hacer si tengo problemas con mi libido?

Si pasas por un bache en lo referente a la libido, no te preocupes, hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar en este aspecto.

Lo primero es conocer la causa de este descenso del deseo sexual, ya que la solución no es la misma si está originada por una bajada en los niveles hormonales de testosterona o estrógenos que por problema con tu pareja o estrés. Analiza tu vida e intenta averiguar desde cuándo experimentas este problema para conocer la causa.

Si es un problema hormonal, lo mejor es que recurras a los suplementos que aumentan el deseo sexual. Los mejores y más eficaces son los que cuentan en su formulación con Damiana, Maca, Ginko biloba o Vitamina B6.

Si sufres sequedad vaginal, los lubricantes naturales pueden ayudarte a evitar la sequedad y el dolor en la penetración, aumentando tus ganas de mantener relaciones sexuales.

Si el problema es el estrés, el yoga, la meditación o incluso el slow sex (practicar un tipo de sexo más calmado y consciente) pueden ayudarte a superar esta ansiedad que hace que no tengamos ganas de momentos íntimos con nuestra pareja.

Si en plena perimenopausia sufres otros síntomas como sofocos o cambios de humor de manera severa, consulta a tu ginecólogo si debes optar por una terapia hormonal sustitutiva. Hoy en día hay otras opciones en la medicina integrativa, tu debes decidir qué solución es más apropiada para tu estilo de vida.

Por último, si el problema es la falta de interés sexual a causa de problemas con tu pareja o por el peso de la rutina, una escapada romántica, nuevos juguetes sexuales o, simplemente, poner las cartas sobre la mesa y hablar con él de lo que te sucede puede ser el primer paso para superar este problema y volver a tener ganas de disfrutar con el sexo.

¿Y tú, en qué etapa te encuentras de tu vida sexual?

Fuente:

(1) Prevalence and Predictors of Low Sexual Desire, Sexually Related Personal Distress, and Hypoactive Sexual Desire Dysfunction in a Community-Based Sample of Midlife Women. Roisin Worsley, FRACP Robin J. Bell, PhD Pragya Gartoulla, PhD Susan R. Davis, PhD . DOI:https://doi.org/10.1016/j.jsxm.2017.03.254

(2) Calle, Ana de, El sexo, magia para tu cuerpo. Claves para conocer y disfrutar del sexo.

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp