Cronograma vital: las diferentes etapas de la libido en hombres y mujeres

Cronograma vital: las diferentes etapas de la libido en hombres y mujeres

Desde FemmeUp siempre hemos querido haceros ver que una bajada de libido es algo totalmente natural y nada de lo que avergonzarse o preocuparse. Tanto las mujeres como los hombres nos podemos encontrar ante distintos momentos en nuestra vida en los que factores externos o biológicos pueden afectar a nuestro deseo sexual.

Índice

Libido masculina

Cronograma vital: las diferentes etapas de la libido en hombres y mujeres

Existe la falsa creencia de que la libido de los hombres es infalible, siempre está arriba y nunca padece. Absurdo, ¿verdad? Somos seres vivos y todo en este planeta en el que vivimos da vueltas, sube y baja. Así que primer descubrimiento del día para todos los que nos leéis: vosotros también podéis sufrir una bajada de libido y es lo más natural del mundo. Hoy os queremos dar voz para que también os sintáis acompañados y entendáis las fases de la sexualidad por las que podréis pasar a lo largo de vuestra vida.

Durante la juventud es muy raro que os encontréis con condicionantes biológicos o físicos comunes que puedan afectar a vuestro deseo sexual. Pero esto no significa que no pase, se pueden presentar factores psicológicos como la depresión, la ansiedad y el estrés o problemas que puedas tener en tu relación sentimental que condicionen vuestra actividad sexual. En otras ocasiones puede deberse a un problema crónico resultante de una experiencia sexual traumática en la infancia o por haber aprendido a reprimir los pensamientos sexuales. También la ingesta de algunos fármacos pueden reducir notablemente las concentraciones de testosterona y, en consecuencia, de la libido. (1)

Durante la vida adulta, cuando se plantea la paternidad, muchos hombres también sufren una bajada pronunciada de la libido. Sus miedos les provocan ansiedad y dejan de desear tener relaciones con su pareja, pensando que puede ser peligroso para la criatura. Si estás leyendo esto y te ha pasado, quizás tienes edad como para haber visto a Julianne More suplicando a Hugh Grant tener ‘temita’ en la peli Nueve Meses. Pues eso mismo te lo pueden explicar seguro algunos amigos que conozcan a la que preguntas. Vale la pena tomárselo con humor y analizar juntos qué es lo que sucede y cómo gestionarlo. Habitualmente es seguro mantener relaciones durante el embarazo.

Pero las alteraciones más comunes del deseo sexual masculino sí están muy relacionadas con la edad y la edad clave son los 50 años, desde este momento se ha comprobado cómo la gran mayoría de varones comienza a sufrir un descenso progresivo de la testosterona (hormona masculina). Esto no implica que comiencen a aparecer obstáculos para el desarrollo de sus relaciones sexuales, el mayor problema aparece cuando ese descenso se produce de manera muy brusca. Esa bajada de testosterona recibe el nombre de andropausia y, en algunos casos, hasta puede acarrear problemas de erección, cansancio, irritabilidad y descenso del deseo sexual. Este déficit excesivo de testosterona se presenta en el 11% de hombres de 40 a 70 años y puede ser tratado adecuadamente a manos de un profesional (2).

Múltiples estudios han demostrado que los hombres con menor deseo sexual presentaban cifras más bajas de testosterona. Cuando estos pacientes son tratados con testosterona se produce un aumento del deseo sexual, un incremento de las erecciones nocturnas y una mayor frecuencia de relaciones sexuales. En los casos no tan severos, la suplementación natural con plantas que han demostrado evidencia en la mejora de la libido puede funcionar.

De forma simultánea, se suele producir alrededor de los 45 años un crecimiento progresivo de la próstata, lo cual obliga a los hombres a tener que acudir al baño más veces y orinar con mayor dificultad. Esto, el seguramente descenso de la actividad sexual ya sea por falta de tiempo, energía o ánimos y la falta de deseo, afectan seriamente a la salud y a la calidad de vida. Pero todos estos problemas pueden tener fácil solución si los identificamos, la edad no es una excusa para ver una alteración en nuestro cuerpo como algo irreversible; os recomendamos a todos vosotros acudir a profesionales para trataros. Entre hombres no es común reconocer este tipo de dificultades en el sexo por vergüenza o, directamente, falta de información; desde aquí nosotras os animamos a que lo hagáis, que normalicéis y os ocupéis de vuestro cuerpo, porque también podéis. La visita al urólogo de manera preventiva, como la mujer hace con el ginecólogo, es nuestro mejor consejo. O al rexperto de psicología si es un tema mental. 

Libido femenina

Cronograma vital: las diferentes etapas de la libido en hombres y mujeres

Hemos querido empezar por los hombres que parece que siempre les tenemos olvidados por aquí, pero tranquilas chicas, que nosotras no nos quedamos cortas. Seguramente estéis más familiarizadas con vuestra vida sexual y más informadas, y ya sabéis que en ciertos momentos de vuestra vida os vais a tener que enfrentar a una bajada de deseo sexual.

Durante la juventud y en las experiencias más tempranas, nos ocurre un poco como a los hombres, a no ser que surjan problemas más específicos y concretos como una enfermedad, medicación, alguna vivencia traumática… el desarrollo de nuestra actividad debía fluir con naturalidad, pero un momento… ¡Los anticonceptivos! Esto no iba a ser tan bonito como pintaba. Según la Encuesta nacional sobre Anticoncepción del 2018 elaborada por la Fundación Española de Contracepción, el 21,7% de las mujeres encuestadas usan la píldora como método anticonceptivo. Cada vez es más temprana la edad a la que deciden decantarse por este método por su efectividad, pero la cara oculta son los numerosos efectos secundarios que puede acarrear, entre ellos, el descenso de la libido. En 2016 se lanzó una campaña por medio de Twitter en la que muchas mujeres contaban cómo habían sufrido una pérdida de deseo bastante importante a través del hasta #MyPillStory. Hasta entonces no se asociaba su consumo con este posible efecto, pero tras diversos estudios y experiencias comunes, ha resultado ser que sí puede afectar negativamente sobre nuestra libido. La ginecóloga Pilar Vigil, miembro de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología, explica que la libido depende de tres factores: fisiológico, experiencias personales y entorno social. Las hormonas forman parte del primero, por lo que sí influyen en el deseo sexual. Y si una mujer tiene menos testosterona y estrógeno, sus ganas de tener sexo pueden verse afectada, y eso es lo que hace la píldora anticonceptiva. (4) Al no ser algo de lo que se hable normalmente, muchas mujeres tan solo aceptaban ese estado de apatía sexual sin saber exactamente la causa y sin poner ningún tipo de remedio, sobre todo mujeres jóvenes. Este desconocimiento puede desencadenar en una frustración con su pareja o ellas mismas al no saber el origen de esta falta de deseo aparentemente inexplicable. Incluso pensar que la relación de pareja se ha acabado, porque decae la pasión, cuando hay un origen fisiológico que es el causante.

Otra gran fase a la que nos enfrentamos las mujeres en nuestra vida sexual es el embarazo. El sexo puede practicarse sin ningún problema y sí puede ser placentero durante el embarazo.Sin embargo, igual que hemos visto que condiciona algunos hombres, también se da en mujeres que durante la gestación tengan menos deseo, incluso alguna molestia. Es muy probable que la fluctuación en los niveles de hormonas y algunos de los primeros síntomas del embarazo, como las náuseas y el cansancio, puedan reducir la libido de manera temporal. En el primer trimestre es cuando más suele producirse el descenso del deseo sexual, pero conforme va pasando el tiempo y, sobre todo, llegadas a final del segundo trimestre, la libido suele sufrir una subida importante ya que se produce una mayor vascularización y congestión de los tejidos que envuelven la vagina, así como una mayor lubricación, lo cual puede aumentar la excitación y mejorar el orgasmo. Esta etapa que viven tantas mujeres es uno de los momentos con más variaciones en cuanto a deseo sexual se refiere. (5)

Y por fin llegamos a la menopausia, también conocida como plenopausia. Muchas veces se teme ell momento en el que comienzan a aparecer los primeros síntomas que nos avisan que podríamos estar acercándonos a ella. Es común sufrir una disminución de la libido durante este período de tiempo. Suele ser producida por los cambios hormonales que se dan en la mujer durante la menopausia. De nuevo la caída en los niveles de estrógenos (como el provocado por los anticonceptivos) pueden afectar directamente a nuestra vagina con efectos como sequedad, pérdida de elasticidad y sensibilidad o la reducción del canal vaginal. Si a la falta de deseo añadimos las molestias, puede llegar a producirse rechazo a las intimidad de pareja. Además, el dolor durante la penetración puede derivar en dispareunia.

¿Y tú? ¿En qué momento de tu vida has notado una bajada de la libido? Nos encantaría escucharte. Como has visto es natural en muchos momentos de la vida, además de ocasiones personales o profesionales que nos pueden ocasionar estrés, ese otro gran enemigo de la libido.

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp