¿Por qué la pandemia ha provocado una bajada de libido? Te contamos las claves para recuperarlo

¿Por qué la pandemia ha provocado una bajada de libido? Te contamos las claves para recuperarlo

¿Tu apetito sexual ha sufrido alguna alteración durante esta pandemia? No eres la única. Primero el confinamiento y después la sensación de apatía que hemos sentido muchos. Son situaciones que nos han provocado sentimientos de agobio, temor o tristeza. El aislamiento social también ha sido un factor determinante en nuestra estabilidad emocional, ya que somos seres sociales y, hasta hace un año, acostumbrábamos a acudir a nuestros amigos o familiares para aliviar nuestro estrés y relajarnos. Ahora, el salir a tomar algo, abrir nuestro círculo o estar en un espacio cerrado, supone una angustia extra para muchas personas. Si este combinado ha acabado afectando a tu deseo sexual, no te preocupes, que todo tiene solución.

Índice

¿Por qué la pandemia ha afectado a nuestra libido?

Estamos viviendo una época extraordinaria en la que nuestros hábitos cotidianos han cambiado y, con ellos, ha desaparecido nuestra vitalidad, nuestro apetito sexual. Nuestras relaciones con los demás y con nosotros mismos también se han visto modificadas. Y, en el caso de las parejas, pueden haberse dado dos situaciones: que hayáis pasado todo esto juntos, incluido el confinamiento de los primeros meses, o que os haya pillado separados. Ambas son situaciones difíciles, con una carga emocional muy grande. La primera puede provocarnos una sensación de asfixia importante, compartir tu tiempo única y exclusivamente con tu pareja puede ser complicado, y más si no establecisteis ninguna pauta para daros momentos de privacidad. En caso de haber vivido la segunda situación, las dificultades que hay para encontrarnos con personas no convivientes o directamente, de otras localidades, es real y es un obstáculo importante a la hora de llevar una relación.

A pesar de esto, párate a pensar; seguramente hayas tenido otros momentos en tu vida donde también hayas sufrido una bajada de libido por problemas o estrés y, si antes lograste recuperarla, ahora también podrás. Cuando nos encontramos ante una situación como la que estamos viviendo actualmente, sentimos que las dificultades se multiplican y magnifican. Estamos más sensibles e irascibles y eso ha podido provocar que descuidemos nuestro propio placer dejándolo en un segundo plano. Ya hemos explicado varias veces que también podemos darle empujoncitos al deseo, que podemos estimularlo con la masturbación y el autocuidado para familiarizarnos con él y crearnos de nuevo esa “adicción”. Según las sexólogas del Centro Borobil de Bilbao:

“En el camino por querer activar el deseo, hay trabajo de pareja, pero también personal. Debemos practicar el autocuidado, el estrés inhibe el deseo, por lo que no es conveniente no exigirse estar al 100%. También hay que intentar verse bien, porque eso aumenta la autoestima, y está el deseo.”

El problema viene, como bien explican estas expertas, cuando descuidamos nuestra base ya que, al no encontrarnos bien a nivel individual, exteriorizamos el malestar. La pandemia ha causado sentimientos muy negativos que nos han llevado a una intemperie emocional, como dice la psicóloga Verónica Rodríguez. Si queremos recuperar nuestra normalidad sexual, debemos mentalizarnos con que lo queremos de verdad e introducir herramientas en nuestra rutina para lograrlo, es decir, ponernos pequeños objetivos para hacerlo presente en nuestra vida. Por ello, os vamos a dar algún consejo para que vuestro camino hacia el disfrute sea más efectivo.

¿Cómo mejorar el deseo sexual en estas condiciones?

El tiempo y el espacio dedicado a la pareja es fundamental. Puede sonar incoherente el decir que habiendo pasado un confinamiento juntos y tras haber reducido nuestro tiempo fuera de casa, no disfrutéis de planes juntos. Pero es que no es lo mismo estar los dos tirados en el sofá juntos, cada uno a sus cosas, que pensar y destinar un día o unas horas a compartir una actividad en común, dejando móviles y distracciones para centraros el uno en el otro. Una cena en una terraza, un deporte que os guste o simplemente una charla con un vino es indispensable para fomentar de nuevo la complicidad y las ganas de compartir.

Otro fallo que hemos cometido muchos de nosotros (y seguimos cometiendo a veces) es adoptar el pijama o chándal como uniforme. Sabemos que el teletrabajo es tentador o que no te vas a poner un vestidazo para pasar la noche viendo series, pero de vez en cuando podéis vestiros un poco más para una cena en casa aunque sea. Lo que llevamos por fuera importa, ¿pero qué os soléis poner debajo? Un conjunto de lencería nunca sobra y, creedme, además de sorprender a vuestra pareja, os vais a sentir mucho más sexys y atractivas; como decíamos, el primer paso para estar bien con los demás, es estar bien con una misma.

Introducid novedades, los cambios siempre vienen acompañados de expectación y curiosidad. Pensad en las fantasías que tenéis y que os encantaría cumplir, probad con juguetes o algo más sencillo como un lubricante. Parece que por hacernos mayores nos tenemos que conformar y vivir acomodadas, pero el sexo no tiene edad y descubrir lo que te gusta, tampoco. Nunca es tarde para probar aquello que te dejó con las ganas. Esas nuevas experiencias, no os olvidéis de acompañarlas con amor y erotismo, los preliminares son los olvidados de las relaciones que caen en la rutina y es un gravísimo error. Tomaos vuestro tiempo para daros cariño, para compartir la pasión e ir creando más y más ganas.

Lo más importante es que no os añadáis una carga más, no veáis esto como una presión a contrarreloj. Integradlo en vuestra pareja como algo positivo que os unirá de nuevo y os hará sentir mejor a nivel personal y el uno con el otro.

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp