Slow Sex, disfruta aún más de tus relaciones sexuales

Slow Sex, disfruta aún más de tus relaciones sexuales

Párate y hazte una pregunta a ti misma: ¿Cuánto tiempo inviertes en tus relaciones sexuales cuando las tienes? ¿Llegas a pasar de 15 minutos? El estrés de nuestro día a día, la rutina y las mil cosas que tenemos en la cabeza hacen que apartemos el sexo a un segundo plano y que, cuando decidimos tenerlo, no le demos la importancia ni el tiempo necesario. En España, en concreto, la duración media de una relación sexual es de tan solo 16 minutos. A lo mejor al leer Slow Sex has creído que implicará tener relaciones a un ritmo lento y pausado, pero no es así. No significa ir despacio, sino centrarte en tu relación sexual sin distracciones para aprender a disfrutarlas más y mejor. No es cuestión de cantidad, si no de calidad.

Índice

Beneficios del Slow Sex

Entre las mujeres que rondan los 50 años es una tendencia que tiene bastante éxito y es muy recomendable por las mejoras físicas y mentales que produce. Un estudio de Lelo revela que el 44% de los españoles disfruta más de sus relaciones sexuales en sus 50 que cuando eran jóvenes precisamente porque tienen más tiempo, ya no les urge tanto y necesitan más calma para llevar un buen ritmo, pero mira por dónde… ¡que ahora eso es lo que buscamos!

El Slow Sex tiene numerosos beneficios y, por suerte, es una práctica que cada vez más personas intentan poner en práctica. No vamos a negar que a un “aquí te pillo aquí te mato” nos gusta a todos de vez en cuando, pero dejadlo ahí, en de vez en cuando. El dedicarle tiempo e intención conscientemente a tus relaciones te hará sentir mucho mejor y descubrir el verdadero placer y los orgasmos. Te contamos los beneficios:

  • Gracias a esta nueva tendencia podrás conocerte mejor, a ti y a tu cuerpo.
  • Empezarás a sentir más, ya que estarás centrada en lo que estás haciendo ya sea sola o con tu pareja.
  • Podrás abrirte a cosas nuevas y explotar tu creatividad. Al final, el objetivo es llevar el placer a su máximo esplendor a base de descubrir y probar, por lo que será una manera de descubrir nuevas prácticas o juegos que no te habías planteado antes seguramente.
  • Esto en caso de que lo pongas en práctica con tu pareja, os ayudará a reforzar vuestro vínculo y sentir una conexión mucho más fuerte y sólida.

¿Cómo llevar a cabo el Slow Sex?

Si decides introducirte en el Slow Sex, debes tener en cuenta varios factores. El primero y más importante, desterrar las prisas, ya no existen para vosotros en vuestras relaciones, ahora es prioridad dedicar tiempo de calidad al placer y no echar uno rápido antes de entrar al trabajo. Es preferible que esperéis a un día en el que tengáis menos lío para poder darle la importancia que merece. Una vez os pongáis y hayáis elegido el momento, fuera distracciones y tener la cabeza en las nubes, esto requiere de concentración. Y, sobre todo, dejad de asociar una relación placentera a la simple penetración; la masturbación, los juegos, el sentiros… No tiene por qué haber penetración para volverse loco de placer y este pensamiento es algo con lo que tenemos que acabar cuanto antes. Romped las reglas y lo que hasta ahora asociabais al sexo, el Slow Sex nos permite experimentar como queramos y darnos todo el protagonismo que a veces no tenemos.

Aunque es más que posible disfrutar de esta técnica simplemente con tu cuerpo, si eres nueva en esto y te sientes un poco perdida o falta de creatividad, puedes tirar de algunos aliados… Entre ellos está la cosmética erótica, de la que a lo mejor no habías oído hablar o no conocías el término, pero incluye productos enfocados a mejorar la sexualidad y, en consecuencia, nuestra propia salud y sexología. Son los lubricantes, aceites, perfumes…que pueden elevar la experiencia sensorial al siguiente nivel. Para principiantes, un buen aceite de efecto calor para dar masajes no falla y a lo mejor algunas pensáis… ¡qué básico! Pero es que charlando a veces con amigas o conocidas me doy cuenta de que muchas de ellas no han probado si quiera algo así. Los hay de mil marcas y se encuentra ya en cualquier lugar, así que el aceite de efecto calor lo apuntamos.

Otros dos productos un poco más inusuales o que no conocen tantas personas son el bálsamo estimulante para clítoris o el gel estimulante de pezones. Ya está todo inventado chicas, y estas dos opciones son productazos que potenciaran muchísimo el poder sensibilizador de ambas zonas y os harán retorceros de placer si los introducís en vuestras relaciones sexuales.

Una de las complicaciones que podemos encontrar es el controlarnos. Al final, el objetivo del Slow Sex es disfrutar del proceso, pero con control para intentar exprimir al máximo las sensaciones, probar y experimentar para ir viendo lo que nos gusta. No caigamos en llegar a los 5 minutos de empezar, porque en 5 minutos poco tiempo nos habrá dado de probar algo nuevo. Queremos prolongar la excitación, que el deseo sea intenso y mantenido para ir acumulando toda esa energía que estamos generando para que, cuando salga, lo haga a lo grande.

Os avisamos, una vez empiezas, no podrás parar, porque te darás cuenta de lo que es disfrutar y sentir de verdad el placer. ¿Te apuntas?

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp