¿Qué le ocurre a tu libido durante el ciclo menstrual?

¿Qué le ocurre a tu libido durante el ciclo menstrual?

Cada mujer es distinta y, por tanto, su ciclo también lo es. Durante el mes vamos experimentando diversos cambios en nuestro organismo, en cómo nos sentimos tanto física como anímicamente y, dependiendo de en qué fase de nuestro ciclo menstrual nos encontremos, podremos calificar esas sensaciones como algo común y de lo que no tenemos que preocuparnos.

Índice

Fases del ciclo menstrual

El ciclo menstrual suele oscilar entre los 21 y los 35 días, y va desde el primer día de regla hasta el primer día de la siguiente.

1- Menstruación: es el periodo de sangrado, la “regla”, y suele durar entre 3 y 7 días. Nuestro cuerpo se libera del recubrimiento del útero a través de la vagina, expulsando entre 10 y 80 mililitros de sangre. Es cuando más bajos están los niveles de estrógenos, pero comienzan a aumentar.

2- Preovulación: va hasta el día 14 del ciclo, aproximadamente. La preovulación, a su vez, se divide en dos fases: la fase folicular y la fase proliferativa. En la fase folicular, el cuerpo se prepara para ovular, produciendo unos altos niveles de estrógenos para que posteriormente el óvulo pueda madurar y liberarse. En la fase proliferativa, se reconstruye el recubrimiento del útero, que se ha desprendido durante la regla, y queda preparado para un posible embarazo.

3- Ovulación: sucede a partir del día 15, a la mitad del ciclo menstrual. El óvulo pasa de los ovarios al útero por las trompas de Falopio. De este modo, aquí encontramos nuestros días más fértiles: desde los días antes de la ovulación hasta el inicio de la misma, las probabilidades de quedar embarazada son mayores. Además, los niveles de estrógenos alcanzan su punto más alto.

4- Postovulación: consta de la fase lútea y la fase secretora. En la fase lútea, donde padecemos el típico “síndrome premenstrual” (con sus correspondientes granitos, dolores de cabeza, hinchazón y sensibilidad mamaria), se siguen produciendo muchos niveles de estrógenos y , sobre todo, progesterona. En la fase secretora, el útero se prepara para un embarazo en caso de que el óvulo haya sido fecundado, o se desprende el recubrimiento interno del ovario en caso de que no haya embarazo, comenzando la regla.

A las mujeres que tengan el ciclo regular les resultará mucho más fácil reconocer cada una de estas fases. Sin embargo, las que tienen un periodo más irregular y no pueden calcular exactamente en qué fase del ciclo se encuentran, pueden llegar a preguntarse por qué tienen dolores de cabeza, por qué están bajas de ánimo o por qué su libido se ha disparado o, de repente, no sienten absolutamente ningún deseo sexual. Lo mismo sucede con las mujeres que con la toma de anticonceptivos no tienen esa fluctuación.

¿Cómo cambia nuestra libido durante el mes?

Sin duda, uno de los aspectos de nuestra vida que más cambios sufre a lo largo del mes es nuestra libido. Es normal que nuestro deseo sexual varíe en función de la fase del ciclo en la que nos encontremos, ya que en cada fase se producen muchas variaciones en nuestras hormonas, que conllevan cambios de humor, inapetencia, aumento del deseo, decaimiento emocional o euforia, entre otras cosas.

En la mayoría de los casos, se ha observado que el apetito sexual va aumentando progresivamente a medida que van avanzando los días del ciclo, hasta la fase de ovulación, donde empiezan a experimentar una disminución de la libido. Sin embargo, debido a condicionantes ajenos a nuestro organismo, podemos sentir estrés o ansiedad, disminuyendo nuestro deseo sexual y la frecuencia de las relaciones sexuales.

Observando nuestro ciclo y nuestro cuerpo, podemos ver que la variación de la libido va directamente ligada a las hormonas. Es una relación directamente proporcional: a mayor nivel de estrógenos, mayor deseo sexual experimentamos. De este modo y según hemos visto en el apartado anterior, podemos entender que cuando más ganas tenemos de sexo sea en la ovulación, ya que es cuando más alto es nuestro nivel de estrógenos. Si nos encontramos en una fase en la que el nivel de estrógenos es más bajo, seguramente experimentaremos menor apetito sexual, además de sequedad vaginal. Los estrógenos, en definitiva, son hormonas neurotransmisoras vinculadas con la felicidad y el bienestar.

En cambio, la progesterona es la que suele disminuir nuestra libido, por eso se explica que ésta sea menor los días de antes de la regla, cuando los niveles de progesterona son más altos (lo normal es que antes de la ovulación, la progesterona sea menor, y vaya aumentando después de esta). La progesterona está ligada al embarazo, pues prepara al cuerpo de la mujer para ello, haciendo más espesa la mucosa del útero para el óvulo cuando sea fecundado.

Además, las endorfinas, la serotonina y la oxitocina (hormonas relacionadas con el placer, la calma, el deseo sexual y la felicidad) también juegan un papel muy importante en nuestro ciclo menstrual, ya que mantendrán nuestros niveles de felicidad y de deseo sexual elevados cuanto mayor cantidad de estos neurotransmisores liberemos. Pero, al igual que con los estrógenos, se observa una disminución en la fase premenstrual, y que puede conllevar un empeoramiento del estado anímico y la disminución de la libido.

El uso de algunos métodos anticonceptivos como la píldora, la minipíldora, el parche, el anillo o las inyecciones, también pueden afectar a nuestra libido, ya que liberan progesterona para que espese el moco cervical. Aun así, es muy bajo el porcentaje de mujeres que han notado este efecto secundario.

Ahora que ya entiendes lo que sucede en tu cuerpo, puedes disfrutar de un sexo más atrevido durante la ovulación y preparar las citas más románticas para los días que tienes menos energía, donde una sesión más sensorial será mucho mejor recibida por tu cuerpo. Además, si deseas disfrutar más durante todo el mes, puedes probar a elevando tu libido con alimentos naturales o suplementos.

Fuente:

Ray, L. D. (2021, 5 enero). El ciclo menstrual: más que solo tu periodo.

Lennox, B. B. (2020, 16 julio). Deseo sexual femenino y ciclo menstrual. 

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp