¿Cómo mejorar nuestras relaciones sexuales?

¿Cómo mejorar nuestras relaciones sexuales?

No es ningún secreto que, con la rutina y el paso del tiempo, el sexo se convierta para muchas parejas en algo monótono y aburrido. Son muchas las personas que sienten insatisfacción sexual, pero que no lo manifiestan o, simplemente, se conforman. Dejar nuestras relaciones sexuales en un cuarto o quinto plano es un error, debemos priorizar mucho más este aspecto de nuestra vida porque las consecuencias pueden ser muy positivas.

Índice

Descuidar la vida sexual es algo más común de lo que creemos, son pocos los que con el paso del tiempo siguen disfrutando de un sexo de calidad, innovando y manteniendo la comunicación. Solemos culpar a la falta de tiempo, el trabajo, las obligaciones… Buenas excusas, ¡pero no cuela! Seguro que tenéis tiempo para pasar el domingo tirados en el sofá viendo la televisión con el pijama, así que, fuera las excusas, ¿no añoráis la pasión, disfrutar de verdad de un rato de buen sexo, la diversión? Es cierto que no podéis recuperarlo todo de un día para otro y sin hablar de ello siquiera, hay que establecer una serie de pautas que sí debéis seguir o, por lo menos, tener claro que queréis volver a darle importancia al sexo. Tenerlo como objetivo es muy importante para que los dos os encontréis en el mismo punto y pongáis dedicación a ello. Te vamos a dar las claves para que este camino sea sencillo y natural.

La atracción sexual también se trabaja

Por supuesto que, entre vosotros, os seguiréis viendo guapísimos en pijama, recién despertados y con 40º de fiebre, pero no pasa nada por sorprenderos de vez en cuando. Remontaros a cuando quedabais las primeras veces, no sabíais qué poneros, os probabais mil conjuntos y, aún así, salíais de casa con dudas… Pero todas estas desaparecían cuando os veíais mutuamente. El tonteo, el sentir atracción y, muy importante, saber que también atraes a tu pareja, es algo sexy que nos da confianza. A todos nos gusta gustar y sentirnos guapos, volved a tener citas en las que os preparéis expresamente para ello y os sintáis las personas más atractivas del mundo; si introducimos la seducción de nuevo a la relación, el deseo aumentará.

Tus gustos pueden haber cambiado y seguramente no lo sepas

Tendemos a creer que por haber alcanzado cierta edad ya nos conocemos al 100% y no podemos cambiar, ¡mentira! Las personas somos cambio y evolución constante, pero en nuestra zona de confort se está muy cómodo. Hacer las mismas cosas y tener el mismo sexo durante 5,10 o 15 años es normal que aburra a cualquiera. Empieza por probar contigo misma, redescúbrete a ti misma, vuelve a conocerte, lee novelas eróticas, habla con tus amigas… Sé curiosa y sé consciente de las miles de posibilidades que hay dentro del sexo y házselo saber a tu pareja, confesaos vuestras fantasías e id de menos a más, nunca es tarde para probar experimentar nuevas sensaciones.

Prioriza el ámbito sexual dentro de tu relación de pareja

Como comentábamos al inicio, anteponemos demasiadas cosas y la sexualidad acaba quedando en un quinto lugar, con suerte. Sabemos que las obligaciones existen, que no podemos ignorar nuestra vida y mandar todo a tomar viento por pasar el día entero en la cama. Por eso es esencial dar un espacio concreto al sexo y priorizarlo ante otras obligaciones menos esenciales; al principio puede dar pereza, pero habituar el cuerpo y mantener un ritmo y una frecuencia nos incentiva a acabar teniendo más y más ganas.

Las tres C: Confianza, comunicación y creatividad

Seguramente de la que más escasee sea la tercera, seguida de la comunicación. Por convivir con una persona o pasar la gran mayoría de nuestro tiempo con ella se dan por sentado muchas cosas, obviando totalmente la comunicación. ¿Os habéis sentado a hablar y habéis verbalizado la apatía que sentís por vuestra vida sexual o la falta de libido? Seguramente os dé inseguridad dar el paso de decirlo en voz alta ante vuestra pareja, por miedo a creer que la otra persona también se aburra o no sienta atracción. Pero es que conocer y verbalizar este tipo de situaciones es lo que os hará resolverlas, no pasa nada por escuchar a tu pareja decir que no siente deseo ni satisfacción, sé realista: tú tampoco. El problema no es que ya no os gustéis, es que habéis caído en una rutina, así que una vez resolvamos la comunicación, incluso con ayuda de la psicología si hace falta, toca pasar a la creatividad, que va de la mano de la confianza. No tiene que existir ningún tipo de vergüenza a la hora de proponer lo que más os apetezca hacer, nadie os va a juzgar y menos, tu pareja.

Crea nuevos comienzos y distintos finales

De toda la vida hemos concebido el sexo con un orden concreto y una serie de requisitos, como la estupidez de “si no hay penetración, no ha habido sexo o no habéis acabado”. Repetimos las 3 fases en el mismo orden una y otra vez: preliminares, coito y terminar con el orgasmo. Así siempre sabemos lo que toca y lo que viene después y si no lo conseguimos, sentimos insatisfacción. Debemos de tener otra percepción y disfrutar más del aquí y ahora, guiarnos por nuestro instinto y lo que nos apetece en el momento. Daos un baño juntos y divertíos, tened una conversación subida de tono, tened una sesión de masajes eróticos, sentid vuestra piel y acariciaos… No todo tiene que acabar en coito, el sexo va más allá y todo lo que os hemos propuesto, también es disfrutar y sentir el placer.

Una vez volváis a la pasión, a las ganas del principio, a disfrutar del sexo con vuestra pareja y con vosotros mismos… No querrás perder más tiempo. Priorizar vuestra salud sexual puede contribuir positivamente en los demás aspectos de vuestra vida.

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp