Libido en las mujeres a los 70 años

Libido en las mujeres a los 70 años

Muchas personas creen que el sexo en la tercera edad es prácticamente inexistente y que las personas, pasados los 70 años, apenas tienen ganas de mantener relaciones sexuales debido a su estado de salud, sus achaques o su falta de libido. Pero ¿es realmente así? ¿Las mujeres de 70 años tienen todas la libido baja? ¿El sexo no existe llegados a esta edad?

Índice

La salud y el sexo

Lo cierto es que cuando hablamos de personas de 70 años podemos encontrarnos a hombres y mujeres en muy buen estado de salud, con una gran calidad de vida e independencia, que continúan activos y llenos de planes y de vida. Pero también personas que sufran enfermedades crónicas graves como las cardiovasculares, cáncer, neurodegenerativas, problemas óseos y articulares… que realmente ya ni quieran ni puedan mantener relaciones sexuales.

Por lo tanto, cuando hablamos de la vida sexual de las personas mayores de 70 años no se puede englobar a todos en el mismo saco, ya que esta dependerá sobre todo del estado de salud físico y mental de cada uno, así como de otros condicionantes importantes:

- vida en pareja: no es lo mismo estar casado que viudo, soltero o divorciado a la hora de mantener relaciones sexuales con cierta frecuencia.

- libido: el deseo sexual se ve afectado por muchos condicionantes: estado de salud, enfermedades, medicamentos, problemas emocionales, comunicación con la pareja, etc. Por lo tanto, la libido de una persona de 70 años puede ser muy baja o muy alta en función de todas estas variables.

¿Tienen sexo a menudo las personas mayores de 70 años?

Lo cierto es que, a diferencia de lo que muchas personas más jóvenes pueden pensar, las personas mayores de 70 años mantienen más relaciones sexuales de lo que podríamos pensar.

Según un estudio(1) realizado por una revista de urología, el 59% de los hombres mayores de 70 años tenían actividad sexual con penetración y el 41% tuvo intentos de actividad sexual. En las mujeres se encontraron valores similares, donde el 57% tuvo actividad sexual con penetración y el 43% tuvo intentos de actividad sexual.

Por lo tanto, casi un 60% de hombres y mujeres de esta edad tenía relaciones sexuales con penetración, un porcentaje bastante elevado.

En lo que sí se encontraron diferencias por sexos es en el deseo sexual, siendo mayor en los hombres (55% – 22% respectivamente), lo que compagina con la mayor proporción de deseo sexual hipoactivo relacionado en las mujeres.

También había diferencias en la satisfacción sexual, ya que un 54% de los hombres encuestados querría tener más sexo, frente a un 21% de las mujeres.

Es decir, los hombres tienen un mayor deseo sexual y más ganas de sexo a esta edad, pero como el sexo es cosa de dos, eso no se traduce en grandes diferencias en cuanto a la frecuencia sexual entre hombres y mujeres.

Aunque estos datos no pueden extrapolarse a toda la población, parecen reflejar una realidad que se da en muchas personas mayores de 70 años: siguen teniendo relaciones sexuales, probablemente con menos frecuencia que sus pares más jóvenes, y la libido parece ser menor en las mujeres que en los hombres, probablemente porque para ellas el estado emocional es mucho más importante que para los hombres a la hora de excitarse.

No obstante, como decíamos al principio, el condicionante más importante para de la sexualidad pasados los 70 años es el estado de salud físico y mental.

¿Satisfecha con tu vida sexual? ¿Quieres mejorarla?

Con 70 años ya sabes lo que quieres y lo que necesitas, y puede que el sexo no forme parte de tus necesidades. Aunque el sexo es muy bueno para la salud física y mental y te puede ayudar a vivir más, por lo que te recomendamos que no te olvides de él del todo, nadie más que tú sabe si estás satisfecha o no con tu vida sexual. Si estás a gusto y no necesitas más, no hace falta que sigas leyendo. Pero si sientes que te falta algo y quieres mejorar en este plano, echa un ojo a estos consejos:

1- Si sientes poco deseo sexual y problemas de libido, puedes recurrir a suplementos naturales de sustancias como la maca, la damiana o el ginko biloba que ayudan a mejorar la libido.

2- Si tu problema es la sequedad o la atrofia vaginal, prueba con los lubricantes naturales, los dilatadores vaginales o los masajes para la mejora de la movilidad vaginal. Consulta a un experto en fisioterapia del suelo pélvico.

3- Si la causa son los problemas con tu pareja, necesitarás hablar abiertamente con él y contarle qué te pasa y qué necesitas para que mejore vuestra vida en pareja y, por tanto, vuestra vida familiar. Nunca es tarde para acudir a terapia de pareja y mejorar vuestra relación.

4- Puede que ya no te gusten ciertas posturas o que necesites cosas diferentes o nuevas para excitarte y llegar al orgasmo. No tengas vergüenza y dile a tu pareja lo que quieres probar. Nuevas posturas, nuevas prácticas sexuales, uso de juguetes sexuales, hacer realidad tus fantasías sexuales… La edad no es un impedimento para probar cosas nuevas, aunque cuidado con algunas posturas que pueden resultar peligrosas a cierta edad wink.

Lo importante es que te sientas a gusto y satisfecha, tanto teniendo mucho sexo, como teniendo poco, y que sepas buscar aquello que necesitas.

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp