¿Hablas de sexo con las amigas?

¿Hablas de sexo con las amigas?

La mayoría de las series y películas reflejan que, en cuanto a hablar de sexo, las mujeres se cuentan muchas más intimidades entre ellas que los hombres, que suelen hablar solo de la fisonomía de sus parejas o de con cuántas mujeres se han acostado. ¿Quién no recuerda las conversaciones de Carrie Bradshaw y sus amigas de Sexo en Nueva York? Pero ¿es eso real? ¿Todas hablamos de sexo con nuestras amigas? ¿Se lo contamos todo?

Índice

La ancestral costumbre del Círculo de mujeres es conocida en las culturas milenarias como la forma sana y fluida de transmitirse la sabiduría de unas mujeres a otras. Esta forma de comunidad ha servido durante años para liberar a las mujeres jóvenes de sus miedos al compartirlos con las mujeres con más experiencia. Ha servido para acompañamiento, para transmitir energía femenina, sin juicios, con comprensión. Es un reencuentro ancestral que conecta con la sabiduría, que permite abrirse y dejar ir las memorias de dolor. Como se hacía en el principio de los tiempos en pequeñas aldeas y poblados.

De esa necesidad del ser humano de conectar con nuestro igual nos queda lo que solemos llamar el círculo de amigas, que muchas veces apellidamos ‘amigas íntimas’. Es con esas amigas con quienes solemos hablar de todo, incluso de sexo. Pero ¿son las únicas?

¿Realmente hablamos de sexo con nuestras amigas?

Seguramente el comportamiento es distinto en cada mujer y en cada círculo de amistad. En algunos lugares las personas son más reservadas con su vida privada o intimidades. En otros casos puede que también influya la cultura en la que ha sido educada cada una de nosotras. Incluso lo que una misma ve de tabú en hablar de sexo o incluso en ciertas prácticas. Así que eso de hablar de sexo con amigas viene muy condicionado.

Pero ¿qué pasaría si no fuera así? ¿Si nos sintiéramos libres para expresar nuestros miedos sin temor a ser juzgadas? ¿Si no se tratara de una exposición pública sino más bien una comunión de sabiduría práctica? Vamos a ver cómo puedes conseguirlo.

Las conversaciones de las jóvenes

Puede parecer que las chicas de 18, 25 o 35 años, son más propensas a hablar con sus amigas, incluso conocidas, de sexo. No solo para contar si han tenido relaciones sexuales o no con alguien, sino para dar todo tipo de detalles. Parece que están más deshinibidas, quizás incluso que han tenido más experiencias.

Aunque el sexo ha sido un tema tabú por años, el exceso de conversaciones al respecto no siempre muestra una apertura de mentes. A veces hay en ellos tan solo una necesidad de reconocimiento de grupo.

Pero ¿qué hay del hablar de sexo con las amigas como ejercicio liberador y terapéutico? No te sientas presionada a hacerlo, tiene que ser algo que salga de ti, que te apetezca. Cuenta sólo aquello con lo que te sientas cómoda y en el ambiente en el que te sientas libre. Se trata de sentirse bien, no de verse como que estás aireando una parte de tu vida privada. Hay un sano equilibrio entre expresar algo referente a una parte saludable de nuestra vida, nuestra sexualidad, y divulgar intimidades de nuestra pareja. Seguro que entiendes y encuentras el equilibrio.

¿Sobre qué temas sexuales hablamos con nuestras amigas?

La variedad de los temas también depende de muchos factores así como del tipo de relación que mantienes. Cuanta más cómplice sea la amistad, más posibilidades de hablar de temas personales.

Cuando hay un ambiente de confianza las mujeres pueden hablar de sus dudas: si sientes dolor, si te cuesta la excitación, qué prácticas te gustan, orgasmos, lo que nos gusta y lo que no, fantasías sexuales, posturas, experiencia, duración, etc. Entre mujeres es posible hablar de todo, hasta lo más íntimo.

Beneficios de hablar de sexo con las amigas

Hablar de sexo libremente con la pareja es muy importante para mejorar las relaciones sexuales, pero hacerlo con nuestras amigas también es muy beneficioso para nuestra salud. Por ejemplo, según un estudio publicado recientemente en la revista International Journal of Sexual Health (1), hablar a menudo con nuestras amigas de sexo aumenta la autoestima sexual, lo que se traduce en disfrutar más en la cama. Además, aumenta nuestro vínculo con esas personas, lo que se traduce en una mejor autoestima general.

Asimismo, el compartir con otras personas nuestras dudas o problemas sexuales ofrece otros muchos beneficios:

- disminuye los niveles de estrés al compartir con otras personas ciertos problemas que suelen ser comunes a todos.

- aumenta la progesterona, hormona que facilita el vínculo social y promueve afectos.

- ayuda a encontrar soluciones a ciertos problemas.

- disipa nuestras dudas y nos permite aprender nuevas prácticas, mejorando nuestras relaciones sexuales.

- te hace pasar un buen rato y reírte.

- aumenta tu libido (no hay nada como hablar de algo para que apetezca hacerlo).

- te ayuda a desinhibirte y liberarte de ciertos tabúes.

Así que no te sientas rara si te apetece sacar el tema en una tarde de chicas o una cena de amigas, seguro que te sorprende ver las similitudes que tenemos también en este tema.

Pero si ves que no te sientes tan cómoda como te gustaría y hay temas que necesitas compartir, expresar, consultar, puedes acudir a la figura de la sexóloga para que resuelva tus dudas. A veces, aquello que para ti es un escollo enorme, casi infranqueable, es una parte más del camino para quién tiene más experiencia.

Fuente:

(1) Sharron Hinchliff, Bianca Fileborn, Beatrice Alba, Anthony Lyons, Victor Minichiello, Catherine Barrett, Graham Brown, Sue Malta & Briony Dow (2020) Talking about sex with friends: perspectives of older adults from the Sex, Age & Me study in Australia, Culture, Health & Sexuality, DOI: 10.1080/13691058.2019.1710568

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp