¿Cómo afecta la falta de hierro (anemia) a la libido?

¿Cómo afecta la falta de hierro (anemia) a la libido?

La anemia por falta de hierro es el déficit nutricional más habitual, especialmente entre las mujeres. Además de cansancio, esta enfermedad puede causar una disminución de la libido, por lo que si te notas agotada, se te cae el pelo, estás más pálida y no tienes ninguna gana de sexo… sigue leyendo.

Índice

¿Qué es la anemia ferropénica?

La anemia es una enfermedad que implica una disminución de los glóbulos rojos sanos en la sangre de la persona afectada. Los glóbulos rojos o eritrocitos son uno de los 3 componentes esenciales de la sangre cuya misión es proporcionar oxígeno a todos los tejidos corporales, por lo que unos niveles bajos pueden causar muchos problemas al organismo.

Los glóbulos rojos sanos se producen en la médula ósea, circulan durante el organismo durante unos 3 meses y son eliminados cuando ya no sirven por el bazo, por ejemplo.

Existen muchos tipos de anemia, aunque el más habitual es la anemia ferropénica, aquella causada por unos niveles bajos de hierro en la sangre. El hierro ayuda a producir glóbulos rojos, por lo que, si tenemos déficit de este mineral, tendremos menos glóbulos rojos de lo recomendado. Sin hierro, la sangre no puede transportar de manera eficaz el oxígeno, afectando a nuestro cuerpo de diversas formas.

La anemia por deficiencia de hierro puede estar causada por un sangrado interno, mala absorción de hierro, falta de hierro en la dieta, embarazo o lactancia.

Entre los síntomas principales de la anemia ferropénica encontramos:

- Cansancio y fatiga

- Cefaleas

- Mareos

- Palpitaciones y taquicardias

- Problemas para concentrarse y pensar

- Caída de cabello

- Uñas quebradizas

- Color azulado en la parte blanca del ojo

- Palidez en la piel

- Pica (ganas de consumir hielo, tierra o cosas que no son comida, pero tienen hierro)

- Dificultad respiratoria

- Dolor o inflamación en la lengua

- Úlceras bucales

- Síndrome de las piernas inquietas

¿Cómo afecta la anemia al deseo sexual?

El hierro ejerce una función muy importante en el deseo sexual y un déficit de este mineral puede causar fatiga, depresión y falta de libido.

Como hemos visto, la anemia ferropénica, sobre todo si es importante, puede causar una serie de síntomas como fatiga, mareos, problemas para concentrarse, cefaleas, palpitaciones… así que es normal que, sintiéndose así, lo último en lo que pienses sea en mantener relaciones sexuales con tu pareja.

Por eso, si tienes síntomas de anemia es importante que acudas a tu médico para que te realice un análisis de sangre y compruebe si realmente tienes anemia o no para tratarla cuanto antes y que puedas sentirte mejor y recuperar tu vida, incluida la sexual.

¿La falta de hierro afecta también a los hombres?

Aunque la anemia es menos habitual en los hombres, también pueden sufrirla si su dieta es baja en hierro o sufren una hemorragia interna o algún problema de absorción de nutrientes (celiaquía, Crohn, etc.).

Los síntomas de la anemia ferropénica son iguales para hombres y para mujeres, pero, en el terreno sexual, la falta de hierro puede causar además disfunción eréctil. Esto se debe a que la testosterona, la principal hormona sexual masculina, contribuye a la formación de glóbulos rojos.

La testosterona parece actuar directa e indirectamente para estimular la eritropoyesis o formación de glóbulos rojos, además de incrementar los niveles de hemoglobina y hematocrito, componentes de los glóbulos rojos.

Asimismo, la testosterona también tiene la capacidad de regular la disponibilidad de hierro en el organismo cuyo déficit hemos visto que puede causar anemia.

Los niveles de testosterona disminuyen naturalmente con la edad, se estima que en un 2% al año, a partir de los 30-40 años. Además, la testosterona es producida en los testículos cuya regulación está a cargo de la glándula hipófisis y el hipotálamo, por lo que cualquier enfermedad que afecte a la glándula hipófisis o al hipotálamo puede causar hipogonadismo (baja producción de hormonas sexuales como la testosterona), aumentando este problema.

Y unos niveles bajos de testosterona causan depresión, pérdida del deseo sexual, impotencia y otros síntomas físicos y emocionales, como los cambios de humor y la irritabilidad, el cansancio la dificultad para concentrarse, la reducción de la masa muscular… Síntomas similares a los de la anemia ya que, como hemos visto, la testosterona influye en los niveles de hierro, por lo que unos niveles bajos de testosterona pueden causar también unos niveles bajos de hierro y, como consecuencia, anemia.

En este caso, además de la suplementación hormonal de testosterona haría falta también suplementar con hierro para hacer frente a todos estos problemas, incluido la falta de deseo sexual y los problemas de erección.

¿Cómo se trata la anemia?

La cantidad recomendada de hierro al día varía en función de la edad y el sexo:

- Hombres de 19 a 50 años: 8 mg.

- Mujeres de 19 a 50 años: 18 mg.

- Mayores de 51 años: 8 mg.

Como se puede ver, las necesidades de hierro en mujeres en la edad fértil son mucho mayores debido a la pérdida de sangre en cada menstruación.

El hierro del organismo procede de nuestra dieta. Por eso, para asegurar unas buenas reservas de hierro debemos comer alimentos ricos en este mineral como las lentejas, los mariscos, los guisantes, el pavo y el pollo, el pescado, el hígado, el pan integral, las verduras.

La vitamina C ayuda al organismo a absorber el hierro, por lo que se deben comer a la vez alimentos ricos en esta vitamina como los cítricos, el kiwi, las fresas, el brócoli, el tomate…

Pero cuando una persona tiene los niveles de hierro bajo la dieta sola no vale, es necesario tomar suplementos dietéticos de hierro (casi siempre sulfato ferroso), normalmente por vía oral. Estos suplementos se toleran bien, pero a veces pueden causar efectos secundarios como náuseas, vómitos, estreñimiento o heces oscuras.

Así que ya sabes, si te notas cansada, pálida, con mareos, taquicardias y cero ganas de mantener relaciones sexuales, consulta a tu médico por si la anemia está detrás de estos síntomas. No dejes que pase el tiempo sin hacer nada.

Fuente:

Los presentes artículos son de divulgación. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica o psicológica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu seres queridos es recomendable acudir a una consulta profesional para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Mejora la libido, el deseo y la satisfacción en las relaciones

Femme Up te ofrece una solución integral (suplemento + formación online) a la falta de deseo o a la insatisfacción en las relaciones.

Compra tu FemmeUp